Entre bebés y adolescentes

P. R.PALENCIA

La responsable de Epidemiología del Servicio Territorial de Sanidad en Palencia, Loreto Mateos, explicó ayer durante su comparecencia ante los medios de comunicación que la infección meningocócica es una enfermedad claramente estacional, en la que el mayor porcentaje de los casos se producen durante los primeros meses del año. Las temperaturas suaves del comienzo de la primavera y la lluvia de los últimos días son factores que igualmente contribuyen a propagar este germen. No obstante, desde el Servicio Territorial de Sanidad se incidió ayer en que ninguno de los seis afectados ha coincidido en el espacio ni en el tiempo para que se puedan haber contagiado entre sí.

La epidemióloga señaló que, si bien toda la población es susceptible de sufrirla, estadísticamente se ha demostrado que afecta en mayor medida a los niños de meses, menores de dos años, porque todavía no tienen muy desarrollado el sistema inmunológico, y también a los adolescentes.

Mateos aclaró que la bacteria del meningococo se transmite de forma directa a través de la saliva, de la tos o al hablar muy cerca de una persona. Se trata de un germen que no sobrevive en el medio ambiente y, por lo tanto, las medidas de prevención y profilaxis solo se aplican a aquellas personas que han mantenido un contacto muy estrecho con los enfermos que han estado afectados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos