Cánovas se lleva el Iberdrola

El ciclista, perteneciente al Soctec de Murcia, recorrió los 150 kilómetros en 3 horas, 36 minutos y 38 segundos seguido de Manuel Jiménez y Jesús Pérez

P. F.ZAMORA
Cánovas se lleva el Iberdrola/
Cánovas se lleva el Iberdrola

José Cánovas Padilla se impuso ayer en el LIX Trofeo ciclista Iberdrola, tras protagonizar un espectacular esprint en los últimos kilómetros. El corredor, perteneciente al equipo murciano Soctec, realizó el recorrido de 150 kilómetros en un tiempo de 3 horas, 36 minutos y 38 segundos, un crono muy inferior al que la organización estimó para esta nueva edición.

Cánovas Padilla estuvo apoyado en el podio ganador por dos compañeros de equipo, Manuel Jiménez (a 1 minuto, 22 segundos) y Jesús Pérez Riego (a 1 minuto, 39 segundos), plata y bronce respectivamente.

Gracias a este trío ganador, el equipo murciano se llevó también el primer puesto en la clasificación por equipos, seguido de Garcamps-Comunidad Valenciana y por el Fútbol Club Barcelona, uno de los favoritos de la carrera.

Esta nueva edición del Trofeo Iberdrola, que tuvo su punto de origen en la población de Villalcampo, tuvo un comienzo demasiado acelerado para los ciclistas que durante la primera hora llevaron una media de 42 kilómetros por hora. Los que resistieron este fuerte ritmo fueron en un pelotón alargado que apretaba cuando se producía algún escapado, que era alcanzado sin demasiado esfuerzo.

Fue en la llegada a la capital zamorana cuando muchos participantes se quedaron en el camino, agotados por el esfuerzo realizado, mientras que en los dos puntos importantes al paso por Zamora se empezaba a despegar un grupo de cabeza que iba tomando importantes ventajas. La carrera abandonó Zamora con tres ciclistas a cabeza, perseguidos por un grupo de nueve participantes entre los que se encontraba el futuro ganador. Mientras, el resto del pelotón se partía e iba dejando sin opciones a sufridos competidores.

La cabeza llegaba a la meta volante situada en Bermillo de Sayago con corredores intercambiándose los primeros puestos y demostrando una gran organización.

En el kilómetro 92, 600 la carrera llegaba al paso de montaña de Villalcampo, un punto importante para intuir cómo se iba a desarrollar el resto del Trofeo si ninguno de los ciclistas sufría un contratiempo. El propio Cánovas y Manuel Jiménez cruzaban por Villalcampo, acompañados por José María Hernández, un hombre, éste último, que no pudo resistir el ritmo y se quedó sin premio final.

El tiempo pasaba y ningún corredor se alejaba demasiado del grupo hasta que Manuel Jiménez (medalla de plata), protagonizó una importante escapada en la que llegó a conseguir ventajas de hasta 30 segundos respecto al grupo perseguidor. Jiménez tuvo que bajar el ritmo y cuando restaban 35 kilómetros para la meta y fue alcanzado por cinco corredores con los que cruzó el paso de montaña de Villadepera, a tres minutos y 57 segundos del resto del pelotón.

Largo esprint

Fue en este momento cuando el futuro campeón tuvo un parón debido a un pinchazo en la rueda trasera pero que no le amilanó. Cánovas Padilla, que se había quedado a cierta distancia de la cabeza, comenzó a apretar hasta alcanzar a sus compañeros de equipo y al resto de ciclistas que se rifaban el premio final.

El corredor realizó un gran esfuerzo que vio su recompensa cuando fue adelantando, uno a uno, a todos sus rivales hasta quedarse solo en primera posición.

La distancia con el resto fue aumentando hasta llegar de nuevo al paso de montaña de Villalcampo en primera posición, a un minuto y medio del resto. El murciano recorrió solo los últimos kilómetros, circunstancia que se vio recompensada con el primer puesto en el podio.

Casi minuto y medio después fueron llegando los primeros seguidores, en un grupo alargado de ocho ciclistas. Más de tres minutos después llegaba el pelotón a la meta de Villalcampo, perseguidos por un numeroso goteo de ciclistas, hasta completar los 46 que entraron en la clasificación.

Caja Rural

En esta nueva edición del Trofeo Iberdrola, el Caja Rural volvía a ser el único equipo zamorano que tomaba parte en la carrera. Los seis participantes; Jaime Fernández, Héctor Luengo, Melchor Refoyo, Samuel Luis Peña, Alejandro González y Francisco Javier Hernández Muriel. El equipo comenzó con fuerza pero, poco a poco, los representantes del Caja Rural se fueron distancia del grupo de cabeza hasta que en el kilómetro ocho, Francisco Javier Hernández Muriel dejó atrás a todos sus compañeros y se acopló dentro del pelotón principal.

Las sensaciones eran buenas para este joven ciclista de 19 años que nunca había participado en esta carrera, aunque el cansancio aumentaba en proporción a las vueltas de las ruedas. Una caída en grupo dejó a 'Fran' lejos del pelotón, pero el deportista siguió pedaleando con fuerza hasta alcanzar a la altura de Villadepera a otro grupo rezagado.

Ya era tarde para luchar por los primeros puestos e incluso para entrar en la clasificación individual pero Hernández Muriel no descansó hasta cruzar la meta y reunirse con sus compañeros de equipo que se habían retirado.

El director del equipo, José María Calvo, era consciente de que muy probablemente su ciclista había entrado fuera de tiempo pero eso no disminuía el orgullo que sentía por Fran. «Se ha portado como un valiente y lo ha conseguido. Ha sido una lástima que se haya caído pero se ha recuperado y ha adelantado a muchos rivales. Estoy muy orgulloso y hemos mejorado mucho respecto al pasado año», sentenció Calvo.

Fotos

Vídeos