Música por medicinas

Un concierto organizado por un grupo de jóvenes de Burgos, y en el que se dan cita varios artistas, hace posible recaudar donativos que serán destinados a la compra de medicamentos para niños de Bolivia

MARTA RUIZBURGOS
Música por medicinas/
Música por medicinas

La solidaridad se vistió de música ayer en un local de Burgos con el objetivo de recaudar fondos para un hospital infantil de Bolivia. La iniciativa ha partido de dos Grupos Scouts de Valladolid que habían visitado el verano pasado este hospital Germán Urquidi y vieron las necesidades que tienen los facultativos para atender a estos niños. El pub Estudio 27 fue el escenario en el que actuaron varios grupos musicales formados por jóvenes Scouts y que contó con la colaboración de Piti, Jesús Prieto Soria, músico vallisoletano, colaborador de Celtas Cortos y autor de la música para esta campaña 'Música x Medicinas'. En el concierto de también actuó un grupo brasileño que interpretó ritmos de 'batuca' y el monologuista Rubén Sáiz.

Todo el dinero recaudado irá destinado a la compra de medicinas y material sanitario para los niños que atiende este hospital. Vanesa del Campo, responsable de acción social del Grupo Scout de Burgos, indica que en el centro sanitario hace falta mucho material y están intentado llenar un contenedor con todo lo necesario para curar a estos niños.

Todos los que acudieron ayer a este concierto pudieron mostrar su solidaridad comprando los discos compactos de 'Música x Medicinas', que contiene diez canciones y un video con imágenes del Hospital Germán Urquidi; además se vendieron camisetas y se colocó una hucha para que los más solidarios dejaran constancia de su aportación.

Los chavales Scouts que viajaron a Bolivia y vieron este hospital se encontraron con una situación que les sorprendió porque nunca habían visto nada igual. Los niños y niñas llegan a este hospital con quemaduras muy graves. Vanesa del Campo, del Grupo Scout de Burgos, asegura que la situación de la infancia en Bolivia es muy complicada, «los padres no tienen prestaciones por jubilación, así que se dedican a tener hijos para cuando sean ancianos». Esto motiva que tanto los padres como los hijos mayores estén trabajando todo el día y los hijos pequeños se ocupen de las tareas domésticas, como cocinar en unas casas que carecen de cualquier tipo de comodidad. Vanesa del Campo explica que los niños sufren quemaduras muy graves con el agua caliente y el aceite y el hospital al que acuden no cuenta con las medicinas necesarias para hacer frente a estas importantes lesiones.

La falta de medicinas hace que las quemaduras de los pequeños no se curen con la facilidad que sería deseable y en muchos casos es necesario amputar los miembros afectados. Del Campo asegura que en el contenedor que quieren llenar «también mandamos material de fisioterapia para que los niños puedan hacer ejercicios de recuperación y también material informático para la gestión del centro». La recaudación será destinada para la compra de medicamentos y su envío a este hospital, como ya se hizo en la anterior edición. Los medicamentos serán comprados en la empresa farmacéutica Farma Mundi y el transporte hasta Bolivia correrá a cargo de los Jesuitas de Villagarcía de Campos.

Palencia, próxima cita

Del Campo indica que además de recaudar fondos para el hospital con la campaña, «se hace posible el sueño de un grupo de chavales de 17 años que piensa en los demás». La cita solidaria, que empezó en Valladolid, después de la cita de ayer en Burgos, llegará a Palencia y, más tarde, al resto de provincias de la región y al resto de España si es necesario seguir recaudando fondos para comprar medicinas y material sanitario.