El Ayuntamiento del Valle de Mena apoyará el uso de la energía solar aplicando una ordenanza en el 2007

MARTA RUIZBURGOS

El Ayuntamiento de la localidad burgalesa del Valle de Mena aplicará, a partir del 2007 una novedosa ordenanza para la implantación de la energía solar. Esta formativa nace con la intención de apoyar el uso de la energía solar y la mejora de la calidad atmosférica del municipio.

Con esta finalidad, el Ayuntamiento de la localidad ha elaborado esta Ordenanza de Captación Solar Térmica y Fotovoltaica, siguiendo el esquema propuesto por el Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE), con la colaboración del ente regional de la Energía, y las experiencias de otros ayuntamientos con ordenanzas similares, como el de Barcelona, y que estará en la línea del futuro Código Técnico de Edificación (CTE) y el nuevo Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE), que sustituye al de 1998.

A corto plazo, el primer objetivo que se ha planteado el consistorio menés con la entrada en la Red de Ciudades por el Clima, ha sido la creación de una ordenanza municipal de energía solar, «completa y novedosa y que no solo se ceñirá al ámbito de la Energía Solar Térmica, sino también de la fotovoltaica, poniendo así nuestro granito de arena para disminuir la emisión de gases», como asegura el concejal de Medio Ambiente, Javier Mardones. Estas exigencias se verán acompañadas de ventajas fiscales en la concesión de licencias, dado el beneficio medioambiental que generan.

Adaptación

La entrada en vigor de la ordenanza será en enero del 2007, dejando margen para la adaptación de todos los proyectos a las medidas recogidas en el documento. Las características más notables son las de la propia generación de energía renovable y la compatibilidad paisajística y estética de las mismas.