Los juzgados leoneses reducen el número de denuncias por malos tratos a mujeres

ÓSCAR VILLARROELLEÓN
Los juzgados leoneses reducen el número de denuncias por malos  tratos a mujeres/
Los juzgados leoneses reducen el número de denuncias por malos tratos a mujeres

Las denuncias por casos de violencia doméstica a mujeres se han reducido en los dos primeros meses del año en los juzgados de León, tal y como ha confirmado el máximo responsable de la justicia en esta provincia, Juan Carlos Suárez-Quiñones. El juez decano asegura que tras ocho meses desde que el juzgado número 4 de Instrucción de León asumió las competencias de casos sobre la violencia a las mujeres, se está produciendo un descenso en el número de denuncias.

Los primeros seis meses correspondientes al año pasado se mantuvieron estables y equilibrados, mientras que desde que comenzó el año actual estamos asistiendo a una reducción de litigios. Aun así, son muchos los casos que acoge semanalmente este juzgado leonés que comparte estos casos con otros de justicia ordinaria.

León no tiene un juzgado exclusivo para tratar asuntos de violencia doméstica ni lo necesita de momento, según Juan Carlos Suárez-Quiñones, porque no hay un volumen de casos que ocupe toda la actividad propia que es capaz de desarrollar un juzgado.

Precisamente, coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Mujer, Rocío González ha tomado posesión como nueva responsable de este juzgado. Aunque nació en León, hasta el momento ha desarrollado toda su carrera profesional fuera de su tierra. Ha pasado por distintos juzgados en la localidad asturiana de Siero, en San Sebastián y en su última etapa en Lugo, aunque en el año 1997 sí realizó sus prácticas formativas en los tribunales leoneses. Sabe que llega a un juzgado difícil porque tiene que atender a mucho trabajo, pero afronta la nueva etapa con ganas y anuncia su intención de quedarse de por vida a trabajar en esta provincia.

Según el juez decano leonés, no se puede considerar que el juzgado especializado en violencia doméstica esté saturado, pero sí tiene ciertas dificultades de funcionamiento por la acumulación de vistas. Como también se tiene que dedicar a otros juicios que no tienen que ver con la violencia doméstica, se han producido casos de retrasos y cancelaciones debido a la celebración de juicios rápidos por violencia doméstica que se organizan en menos de veinticuatro horas y tienen preferencia sobre el resto. Por eso, desde hace ocho meses, es complicado planificar el trabajo diario de todo el equipo de personas que integran el juzgado de Instrucción número 4 de León.