Jeanne Moreau abre en Madrid el homenaje a Marguerite Duras

CH. L. M.COLPISA. MADRID

Jeanne Moreau dio una lección de modestia en la presentación de los actos de homenaje a la que fue su «admirada» y gran amiga Marguerite Duras en el décimo aniversario de la muerte de la escritora y directora franco-indochina. Con una energía y vitalidad envidiable, la actriz, que para nada aparenta los 78 años que acaba de cumplir, viajó a España para inaugurar las actividades con las que el Instituto Francés de Madrid recuerda a Duras, a quien la veterana intérprete gala da vida en la cinta que Josee Dayan rodó en el 2001, 'Cet amour-la'.

«Con esta retrospectiva me doy cuenta que Marguerite está todavía con nosotros. Estoy aquí, no sólo como protagonista de una película y amiga suya, también como admiradora de la que fue una de las grandes escritoras del siglo XX. Es que yo necesito admirar a una persona para ser amiga de ella», dijo este peso pesado del cine europeo.