Tres cuadros pintados por Franco serán subastados en Sevilla el próximo 5 de abril

En el precio de tasación de las obras se ha tenido en cuenta "el valor del personaje, más que el valor artístico de los óleos"

EFE | MADRID

Tres óleos pintados por Francisco Franco serán puestos a la venta en abril próximo en una subasta que permitirá descubrir una faceta hasta ahora poco conocida del dictador español. La empresa Arte, Información y Gestión, radicada en Madrid y en Sevilla, sacará a subasta, el próximo 5 de abril, en la capital andaluza los tres lienzos, con un precio de salida de 9.000 euros cada uno.

En el precio de tasación de las obras se ha tenido en cuenta "el valor del personaje, más que el valor artístico de los óleos", ha declarado hoy Ramón García, director de Arte, Información y Gestión. Se trata de tres óleos coloristas, firmados con el pseudónimo de Gironés, que recogen escenas cotidianas de Marruecos, un país que el ex jefe de Estado conoció en su destino militar y donde llevó a cabo una brillante carrera que le convirtió, en 1926, en el general más joven de Europa.

En opinión de Ramón García, las tres piezas figurativas son obra de un "aficionado", pero denotan cierta "calidad" y "dignidad" con pinceladas ejecutadas con soltura. Las obras fueron regaladas por la esposa del ex jefe del Estado español, Carmen Polo, a una persona que estuvo 30 años a su servicio y ahora es su hijo quien ha decidido ponerlas a la venta. Según las averiguaciones de Ramón García, ninguna otra empresa ha subastado antes obras pictóricas de Francisco Franco, a quien, ha añadido, al parecer, le gustaba mucho "pintar y dibujar".

Esta afición por las artes plásticas se suma al supuesto gusto por la escritura de Francisco Franco, quien gobernó España con un poder casi absoluto durante 40 años y a quien sus detractores atribuyeron sus éxitos más a la suerte que a su talento. A Francisco Franco se le atribuye también la novela Raza, escrita entre 1940 y 1941. La obra fue publicada en 1942, con el pseudónimo de Jaime de Andrade, después de haberse estrenado la película que sobre ella filmó José Luis Sáenz de Heredia, elegido especialmente por Franco para este cometido. En ella pretendía explicar sus vivencias a través de un tercio de siglo de la historia de España.

Además de Raza, Francisco Franco escribió un Diario africano y doce artículos profesionales en la Revista de las tropas coloniales durante los años veinte del pasado Siglo, según las investigaciones del historiador español Ricardo de la Cierva.