Ang Lee se convierte en el orgullo para todos los chinos del mundo

Lee se convirtió en el primer asiático que consigue el Oscar al mejor director

EFE | PEKÍN

Cineastas y medios oficiales chinos se felicitaron de que Ang Lee recibiera un Oscar al mejor director por la película Brokeback Mountain y lo consideraron un ejemplo para los realizadores del país. "Ang Lee es un raro director intelectual que puede mantener la cultura y producir películas desde una perspectiva internacional", dijo el realizador Huang Shuqing durante la actual sesión anual de la Asamblea Nacional Popular (ANP, Legislativo), de la que es miembro.

A su juicio, el director taiwanés de origen chino, es un ejemplo para los cineastas de China si quieren ser más internacionales, debido a su "rigor" a la hora de escoger guiones y la defensa firme de su propio estilo "sin importar los comentarios de los jurados cinematográficos". Por su parte, el director Feng Xiaoning, conocido por sus películas bélicas, dijo que la clave del éxito de Lee reside en que "excava hondo en la rica cultura china y en la tradición nacional", según la agencia oficial Xinhua. Sin embargo, el productor Wu Yigong, presidente de la Asociación Cinematográfica de China, precisó que "Ang Lee se ha convertido en un director puro de Hollywood, y nada en Brokeback Mountain puede ser vinculado con la cultura china".

Los principales diarios estatales publicaron extensos artículos en sus primeras páginas en los que se congratulan por el éxito del realizador, al que consideran un "compatriota" pues, para el Gobierno chino y la mayoría de sus ciudadanos, Taiwán es una provincia de China. "Ang Lee es el orgullo de los chinos en todo el mundo, y es la gloria del talento cinematográfico chino", señala un artículo de opinión del diario oficial China Daily. China "necesita más maestros con su profundidad y aliento", opinó en el mismo artículo la actriz y directora Xi Jinglei.

Lee se convirtió el pasado domingo, en la 78 edición de los premios de la Academia de Cine de Hollywood, en el primer asiático que consigue la preciada estatuilla a la mejor dirección por un filme que, según dijo al recoger el trofeo, "muestra la grandeza del amor en sí mismo".