El PSOE acusa al PP de no apoyar al Gobierno en la expropiación del palacio salmantino de Orellana

Dice que en 1998 se creó un pacto para adquirir el inmueble Pablos critica la «falta» de voluntad inversora del PP en la ciudad

M. Á. PÉREZ LAMASSALAMANCA
El PSOE acusa al PP de no apoyar al Gobierno en la expropiación del palacio salmantino de Orellana/
El PSOE acusa al PP de no apoyar al Gobierno en la expropiación del palacio salmantino de Orellana

El secretario portavoz del PSOE de Salamanca, Fernando Pablos, hizo públicos ayer documentos procedentes de la Secretaría General del Ministerio de Educación y Cultura, que explican el procedimiento que se debe seguir para la posible expropiación del Palacio de Orellana, en el que se ubicará el Archivo de la Guerra Civil.

Los estudios realizados por técnicos del Ministerio datan del 10 de noviembre del 1998, fecha en la que «la excusa del equipo de Gobierno municipal fue que no se había llegado a la expropiación de Orellana porque los técnicos se habían opuesto». EL PSOE aseguró que «es mentira» y que los técnicos de Cultura nunca se opusieron a la expropiación del inmueble.

El portavoz socialista explicó que una vez elegido Orellana como la mejor opción para la ampliación del archivo, no existió ni una sola pega a la expropiación, como aludieron los populares, a lo que Pablos añadió que «el estudio técnico marca el camino a seguir, vía que está bien amparada en la ley del Patrimonio Histórico Español». La legislación expone que los edificios en que vayan a instalarse archivos de titularidad pública podrán ser declarados de utilidad pública a los fines de su expropiación. El análisis técnico, redactado hace ocho años, establece todos los caminos a seguir, elaborando un real decreto propuesto por el Ministerio y cuáles son los siguientes pasos tras esa primera disposición.

Pruebas escritas

En junio de 1998 el alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, mandó una carta a Esperanza Aguirre en la que quedaba claro que habían pactado la expropiación del palacio de Orellana y ese mismo año crearon un borrador de convenio para la expropiación que nunca llegó a firmarse, explicó el portavoz socialista, quien aseguró que «en 1998 el PP estafó a Salamanca en materia de adquisición y expropiación del Palacio de Orellana, utilizando documentos públicos que demuestran lo que ocurrió en la época, que es muy diferente a lo que se dijo que había pasado».

Pablos acusó al PP de falta de voluntad política para invertir en Salamanca en ese momento, para el que destacó otras prioridades como el Museo Nacional de Escultura de Valladolid, el Archivo de Simancas o la Real Chancillería.

Desde el PSOE confirmaron que en los dos últimos años se ha conseguido declarar de utilidad pública la ampliación del Archivo y comenzar el proceso expropiatorio, que en estos momentos se encuentra en estado de tasación del edificio, para lo que el ministerio ha previsto un presupuesto, en el año 2006, que permita depositar las cantidades necesarias e intervenir lo antes posible.