Miles de personas celebran el fin del Carnaval del Toro en Ciudad Rodrigo

Durante los festejos, los equipos sanitarios de la localidad salmantina han atendido a cinco personas por asta de toro, una de ellas en estado muy grave

SILVIA G. ROJOCIUDAD RODRIGO
Miles de personas celebran el fin del Carnaval del Toro en Ciudad Rodrigo

Las gentes de Ciudad Rodrigo volvieron a vivir con intensidad la última de las jornadas del Carnaval del Toro. Desde primera hora de la mañana, miles de personas se dieron cita en el improvisado coso taurino en el que se convierte la Plaza Mayor de la localidad salmantina para presenciar la salida del Toro del Aguardiente. Un ejemplar donado por el Bolsín Taurino Mirobrigense en su 50 aniversario y que, a diferencia de otras ocasiones, se dejó ver por los diferentes puntos del recorrido. La mañana continuó sin incidentes en la celebración del último de los encierros y de la tradicional capea, que se terció un tanto aburrida.

Desde el pasado sábado y hasta el día de ayer se han lidiado un total de 43 toros entre capeas, encierros y festivales, pertenecientes a otras 14 ganaderías de Castilla y León, Andalucía y Extremadura.

El último de los festivales, celebrado en la tarde ayer, estuvo marcado por la cogida del matador Iván Vicente en el segundo toro de la tarde. El madrileño, no recibió cornada pero fue golpeado contra las tablas, por lo que entró en la enfermería de la plaza de toros en parada respiratoria por contusión abdominal y del plexo solar. A pesar de que se recuperó y fue estabilizado de la parada, tras una nueva exploración fue trasladado hasta un hospital de la capital salmantina para confirmar por medio de más pruebas que no había ningún daño interno. Su pronóstico era reservado.

Durante los cuatro días del carnaval el equipo del doctor Enrique Crespo ha atendido en el quirófano de los bajos del Ayuntamiento a cinco personas por asta de toro, de las que dos estaban muy graves una, incluso, con pronóstico crítico y otras tres cuyo pronóstico era grave.

El doctor destaca que «la actividad ha sido similar a la de otros años pero sin duda alguna, el domingo vivimos momentos muy trágicos». La cogida de un joven mexicano de 22 años ha sido uno de los asuntos que mayor interés ha despertado en este antruejo. A pesar de que su evolución es favorable, el equipo médico temió por su vida hasta el punto de que, incluso, recibió la extremaunción. Alrededor de tres horas duró la intervención que permitió estabilizarle antes de ser trasladado al Hospital Clínico de Salamanca donde permanece en la UCI.

190 voluntarios

La labor de los 190 voluntarios de Cruz Roja ha posibilitado la atención de más de medio centenar de heridos tanto en los servicios taurinos como en asistencia sociosanitaria.

El hecho más llamativo, por lo rocambolesco que resulta, tuvo lugar en la madrugada del lunes cuando los efectivos de esta organización no gubernamental tuvieron que salir 10 veces para ayudar a la misma persona. Un joven norteamericano que presentaba una importante intoxicación etílica y que recibió a lo largo de toda la noche varias veces el alta voluntaria pues no quería ser atendido por los facultativos.