Los sanitarios sufren agresiones verbales a diario en Urgencias

A. F.ZAMORA

El gran número de agresiones, en su mayor parte verbales pero a veces también físicas, que sufre el personal de enfermería llevó al sindicato Satse a iniciar una campaña nacional para poner de relieve esta situación y animar a los enfermeros a denunciar las agresiones.

La campaña ha empezado a dar resultados y la Junta de Castilla y León ha accedido a contratar un servicio jurídico para los profesionales sanitarios que sufran este tipo de situaciones.

En los hospitales de Zamora, las agresiones verbales y físicas son más frecuentes en los servicios de Urgencias, donde se registra la mayor conflictividad, seguido del área de solicitud de cita previa y de las consultas externas, los servicios de rayos y los de pediatría.

Zonas conflictivas

En Atención Primaria, los puntos más conflictivos detectados por el sindicato de enfermería son el servicio de Laboratorio del Centro de Especialidades de Benavente, el centro de salud Benavente Sur, el centro de salud de Toro y el Santa Elena de Zamora.

En las últimas semanas se han denunciado casos en la provincia como el de una enfermera que ha tenido dos problemas con pacientes en tan solo quince días, otra que fue retenida en un domicilio o una que llegó a ser agredida físicamente.

En algunos servicios, especialmente en los de guardia o de urgencias, las agresiones verbales se detectan prácticamente a diario y prácticamente todos los enfermeros han padecido alguna situación de este tipo a lo largo de su vida profesional, tal y como subrayan las fuentes sindicales consultadas, que pretenden concienciar a los profesionales de la enfermería sobre la conveniencia de denunciar estos casos para evitar que se repitan en un futuro. También los médicos se han sumado a la campaña de denuncias.