Ejemplo de pelea tonta

JAVIER GARCÍA ESCUDERO

LA visita de la ministra María Antonia Trujillo el lunes a Palencia para poner la primera piedra de las obras de transformación de la antigua Tejera de Cándido Germán en el futuro Centro de Exposiciones y Congresos aún colea en este primer fin de semana de febrero. Y lo hace en parte porque el alcalde, Heliodoro Gallego, se mostró partidario el jueves durante la ofrenda a la Virgen de la Calle de que todas las instituciones colaboren en el bien común de la ciudad, «por encima de cualquier otra consideración».

Pues bien, ahora la portavoz del PP en el Ayuntamiento, Rosa Cuesta, considera una deslealtad que Gallego consintiera que la ministra dijera en aquel acto que estaba en Palencia para firmar un convenio por el cual el Ministerio de la Vivienda pone el 50% del dinero necesario para las obras de la Tejera y el Ayuntamiento, la otra mitad. Y así es, según señala el convenio firmado el lunes, aunque a su vez el Ayuntamiento ha establecido dos acuerdos con la Junta y la Diputación Provincial que hacen que la primera de las administraciones públicas aporte el 20% y la Diputación, el 10%.

Varios testigos aseguran que Gallego lo mencionó antes de que interviniera la ministra, y de hecho los representantes de las dos administraciones gobernadas por el PP ocuparon un lugar destacado en el acto protocolario: el director general de Promoción Cultural de la Junta, Alberto Gutiérrez, y el presidente de la Diputación, Enrique Martín. Incluso echaron paletadas de cemento para fijar la consabida primera piedra.

Pero además, y lo que parece más importante, qué afán por decir quién pone el dinero: ¿pero, en definitiva, no sale todo del mismo sitio? Recriminen a Gallego, si quieren, lo que se ha tardado en iniciar la obra y no se pierdan en peleas estériles.