La enfermedad desciende de forma progresiva en veinte años

P. R.PALENCIA

La incidencia que la gripe ha tenido en la provincia de Palencia ha experimentado una tendencia progresiva al descenso, según se aprecia en la estadística correspondiente a los últimos veinte años.

Mientras que en los comienzos de la década de los ochenta se aprecia que la gripe afectaba a unos 80.000 palentinos, como término medio, lo cierto es que la cifra se ha ido reduciendo desde comienzos de la década de los noventa, cuando la vacuna antigripal comenzó a generalizarse entre una población cada vez más amplia. No obstante, sí que se aprecian importantes altibajos, que se producen en función del clima, de las bajas temperaturas y de los hábitos de asistencia con mayor frecuencia a locales cerrados, lo que favorece el contagio.

Repunte

En el año 1999 se produjo en la provincia de Palencia un importante repunte en la incidencia de esta enfermedad, según refleja la estadística de la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León. En ese año se contabilizaron más de 16.000 casos, una cifra que se redujo en más del 40% al año siguiente y que en el 2001 experimentó una importantísima bajada, con 3.781 casos, que representan la cifra más baja de los últimos veinte años. En el segundo lugar de la estadística, por la cola, figuran los 8.282 casos del 2002.

El hecho de que la estadística se realiza en toda la región con una periodicidad semanal permite prever una posible epidemia y adoptar las medidas preventivas. El Centro Regional de Vigilancia de la Gripe tiene su sede en Valladolid, pero cuenta con médicos en todas las provincias.