El 1,46% de los recibos de tasas de los ayuntamientos se quedan sin abonar

El Servicio de Recaudación de la Diputación apremia a los destinatarios de 4.533 recibos para que abonen 115.725 euros La mayoría de los impagados son vecinos desconocidos o ausentes de los municipios

ISABEL CALLEPALENCIA
El 1,46% de los recibos de tasas de los ayuntamientos se quedan sin abonar

Los principios de cada año no solo sirven para engrosar una agenda de propósitos para que se hagan realidad a lo largo de los próximos doce meses. También suponen un repaso a lo que no se ha cumplido en el período anterior. Por eso, con la llegada del mes de enero el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) publica un voluminoso anexo con un edicto de notificación de providencia y apremio de requerimiento de pago a los deudores de los 180 municipios de la provincia que han delegado el servicio de recaudación de impuestos en la institución provincial.

Este 2006, las notificaciones a los morosos de la provincia han vuelto a llegar tan puntuales como las rebajas en la correspondiente citación pública del Boletín Oficial, donde se especifica que por dos veces se ha intentado la notificación de los débitos a los propios interesados o a sus representantes, por lo que, de acuerdo con la Ley General Tributaria, se les cita públicamente para que salden sus deudas con sus respectivos ayuntamientos.

El número de recibos impagados durante el pasado año que se incluye en la providencia de apremio emitida por el Servicio de Recaudación de la Diputación asciende a 4.533, una cifra en la que también se ha incluido alguno de los años 2003 y 2004, que siguen sin hacerse efectivos por parte de sus destinatarios. En dinero, los impagados suponen 115.725 euros, según datos facilitados por la institución provincial. La cantidad adeudada solo supone el 1,46% de todos los impuestos y tasas municipales que se pusieron al cobro en su día: 184.943 recibos por un volumen total de 7,8 millones de euros.

La práctica totalidad de los impagados corresponde a vecinos desconocidos o ausentes de las localidades en las que tienen distintas propiedades inmuebles por las que han de pagar impuestos.