La gripe apenas tiene incidencia con 41 afectados en la primera semana del año

Más del 80% de los afectados son menores de 65 años, los menos cubiertos por la vacuna La campaña concluyó con 602 vacunas sobrantes a disposición de los usuarios

PILAR ROJOPALENCIA
La gripe apenas tiene incidencia con 41 afectados en la primera semana del año

La gripe apenas está teniendo este año incidencia en Palencia, una tendencia que se repite también en el resto de las provincias de la comunidad autónoma de Castilla y León. Tras la epidemia del pasado año, los casos detectados por los médicos centinela -los que registran el número de casos y se lo comunican al Servicio Territorial de Sanidad- suponen en este caso una de las cifras más bajas de la última década.

En la primera semana del año, la Junta de Castilla y León ha contabilizado 41 casos de gripe en toda la provincia. La cifra es nimia, si se compara con los 717 pacientes con gripe que se registraron en la geografía provincial durante la primera semana del año 2005, una cantidad que llevó a los expertos de hablar de epidemia. Los últimos datos facilitados por la Junta, correspondiente a la segunda semana del 2006, apuntan que la progresión ha sido todavía más favorable, con solo seis casos en la provincia. No obstante, los responsables sanitarios han hecho un llamamiento a la cautela, ya que no se sabe cómo puede evolucionar la incidencia de la gripe en las próximas semanas del invierno.

Por otra parte, los estudios provisionales que han realizado de esta campaña la Red de Médicos Centinela de Castilla y León, integrada por 25 profesionales de las nueve provincias, revela que más del 80% de los afectados por el virus de la gripe son personas menores de 65 años, precisamente el grupo de edad con más bajas coberturas de vacuna. En la campaña actual, que se cerró a finales del mes de noviembre, la Consejería de Sanidad dispuso de 52.000 dosis para la provincia. En total, fueron 602 las dosis sobrantes, que están a disposición de los usuarios que lo soliciten en sus centros de salud.

Los mayores de 65 años, los menores de esta edad con algún problema crónico y el personal sanitario que trabaja con pacientes de este tipo han sido los objetivos prioritarios de esta campaña de vacunación, que ha crecido en un 7% en la cobertura en relación a la campaña pasada, según los datos facilitados por la Junta de Castilla y León.