El Gobierno comunica a Renault su disposición a facilitarle ayudas

El Ministerio de Industria ha concedido a la empresa créditos de 7,2 millones entre el 2000 y el 2005

FIDELA MAÑOSOVALLADOLID
El Gobierno comunica a Renault  su disposición a facilitarle ayudas

El Ministerio de Industria respalda la decisión de Renault de incrementar la producción de vehículos en su factoría de Valladolid, «una de las más rentables de Europa», y renueva su compromiso de apoyo a todas las iniciativas que como esta «mejoren la capacidad tecnológica de esta planta».

El secretario general de Industria, Joan Trullén, manifestó ayer a este periódico que el Gobierno ha trasladado a la firma automovilística su disposición a facilitar la utilización de las líneas de financiación oficiales de apoyo a la Investigación y Desarrollo, tal como ha hecho Renault en anteriores ocasiones, a través del Programa de Fomento a la Investigación Técnica (PROFIT). En este sentido, cabe recordar que el Ministerio de Industria ha concedido, entre el 2000 y el 2005, a la firma del rombo créditos por valor de 7,2 millones de euros a través de dicho programa, mediante el cual el Gobierno articula un conjunto de convocatorias de ayudas públicas, destinadas a estimular a las empresas y a otras entidades a llevar a cabo actividades de investigación y desarrollo tecnológico.

En opinión de Trullén, «la decisión de Renault ratifica la apuesta de la firma con España y es sin duda una excelente decisión de la compañía que reafirma la competitividad del sector de la automoción en España».

Una de las condiciones de la multinacional francesa para sacar adelante esta iniciativa es la de contar con el apoyo de las administraciones en materia de subvenciones, ya que la adaptación de las instalaciones para fabricar simultáneamente el Modus y el Clio hará necesaria una inversión de 35 millones de euros.

A la respuesta positiva del Ministerio de Industria para facilitar las inversiones que necesita llevar a cabo la empresa, se suma la de la Junta de Castilla y León. El consejero de Economía, Tomás Villanueva, manifestó el pasado miércoles su rotundo apoyo a Renault para que pueda acceder a las subvenciones que establece la normativa europea y que, en este caso, a tenor del montante global de la inversión, podrán ser como máximo de 3,5 millones de euros, el 10%.

Condiciones

Con la favorable predisposición que muestran ambas administraciones, la dirección de Renault vería satisfecha una de las condiciones para sacar adelante la iniciativa de simultanear la fabricación de los dos vehículos a partir de septiembre en la planta vallisoletana.

La parte más compleja será la negociación con el comité intercentros -se inicia el próximo lunes y se prolongará los días 1 y 7 de febrero- ya que tendrán que llegar a un acuerdo porque afecta a las condiciones laborales de los trabajadores. Será necesario parar la cadena durante un tiempo, aún no concretado, pero que se situaría entre los meses de abril y mayo y la segunda quincena de julio.

Y el tiempo juega en contra ya que a mediados de febrero, la dirección de París quiere tener una respuesta. El planteamiento es que a primeros de septiembre salgan por la cadena los primeros Clio.

La empresa presentará el lunes a los representantes sindicales su propuesta de cómo abordar el paro de la cadena y para ello habrá que recurrir a medidas de flexibilidad laboral, algunas de las cuales habrá que renegociar. De entrada, ni sindicatos ni, al parecer, la dirección, son partidarios de llegar a un expediente de regulación de empleo.

Los representantes de los empresarios de Valladolid mostraron ayer su satisfacción por la decisión de Renault. El presidente de la Cámara de Comercio, Vicente Garrido Capa, confía en que los sindicatos sean consecuentes «porque pintan bastos y los países emergentes están esperando con la boca abierta», mientras el presidente de la CVE, Manuel Soler, expresó su confianza en que los representantes sindicales sabrán mantener la sensatez mostrada hasta ahora.

Soler mostró su satisfacción de que Renault siga implicándose con las factorías de Valladolid y Palencia, y destacó el esfuerzo del Gobierno regional, personalizado en Juan Vicente Herrera y Tomás Villanueva, para que así fuera. No obstante, reclama una implicación mayor del Ministerio de Industria, y que se pronuncie «igual que lo hizo con Seat».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos