El estudio del CAT fija una inversión mínima de 70 millones

Los economistas hablan de I+D+i cuando se refieren a los proyectos que, como el CAT, conjugan la investigación, el desarrollo y la innovación. Los 70 millones de euros previstos como inversión necesaria mínima están calculados para la puesta en marcha de varios centros que aúnan estas características en las 7 hectáreas de Prado Bonal y con un desarrollo sobre cuatro áreas tecnológicas con las que se pretende que Segovia adquiera una posición de liderazgo en varios campos: arquitectura y energía sostenibles, televisión digital terrestre (TDT), diseño multimedia y creatividad y desarrollo turístico.