El Ayuntamiento aprobará el martes el nuevo Plan de Urbanismo

La mayor parte del suelo residencial se concentra en la zona norte El desarrollo industrial se retomará en la salida hacia Burgos

JOSÉ MARÍA DÍAZPALENCIA
El Ayuntamiento aprobará el martes el nuevo Plan de Urbanismo

Con cerca de cinco años de retraso sobre las previsiones iniciales, el Ayuntamiento de Palencia llevará al fin al pleno una nueva propuesta de Plan General de Ordenación Urbana, adaptada a las nuevas leyes urbanísticas de Castilla y León.

El nuevo planeamiento será aprobado inicialmente el próximo martes, con lo que se abrirá un largo proceso de tramitación que se iniciará con la información pública del documento y la apertura del periodo de alegaciones.

El Ayuntamiento debe contestar razonadamente a todas las alegaciones, para después volver a ser aprobada en el pleno la nueva propuesta con las alegaciones aceptadas. Una vez superado este trámite, el proyecto se remitirá a la Junta, que debe dar su autorización definitiva.

El equipo socialista confía en que el periodo de alegaciones será corto, ya que muchas sugerencias han sido ya incorporadas al proyectos, aunque numerosas asociaciones ciudadanas y organizaciones profesionales han anunciado que pedirán modificaciones.

Uno de los cambios más demandados, y que será aceptado por el equipo de gobierno, es la ampliación de la nueva ronda de circunvalación en la margen derecha del río Carrión, para que en lugar de cerrarse en el puente Nicolás Castellanos llegue hasta el campus de La Yutera.

El nuevo Plan de Urbanismo denota la apuesta del equipo de gobierno socialista de potenciar el crecimiento de la ciudad en la zona noreste, en los entornos del Cristo del Otero y del barrio del Ave María, en donde se concentra la mayor parte del nuevo suelo residencial. También se plantean nuevos barrios junto a la Yutera, y la posibilidad de urbanizar en la margen derecha del río, aunque con importantes limitaciones para la conservación del medio ambiente.

Por su parte, el nuevo suelo industrial se plantea en tres zonas diferenciadas. La primera se sitúa al sur, junto a la salida de Burgos, y se trata de los primeros terrenos que podrán urbanizarse una vez aprobado el plan. Existe una segunda mancha de suelo empresarial al otro lazo de la Variante, a los pies del páramo de Magaz. Y la tercera gran franja industrial está localizada en la zona norte de la ciudad, limitada por la futura ronda de circunvalación y por la Variante.