Los sindicatos acuerdan con el Ministerio de Industria las ayudas a los municipios mineros

Las negociaciones sobre el reparto de la producción de carbón se reanudarán el próximo miércoles

MIRTHA ORALLOLEÓN

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, y los sindicatos mineros cerraron ayer la lista de municipios considerados 'muy mineros', que son aquellos que recibirán en mejores condiciones las ayudas previstas en el Plan del Carbón 2.006-2.012, y avanzaron en el reparto de fondos por comunidades autónomas, aunque en esta cuestión no llegaron a un acuerdo definitivo.

Sin embargo, tras la reunión celebrada en Industria, las partes no lograron ponerse de acuerdo sobre la distribución de la producción entre las cuencas mineras, y ni siquiera debatieron un asunto que, a ojos de los sindicatos, parece imprescindible para conseguir llegar a un acuerdo: la participación de los sindicatos en los órganos de gestión del Plan del Carbón y que decidirán los proyectos en los que se invertirá el dinero, y las prejubilaciones del personal exterior.

Según explicó el responsable de Minería de CC.OO., Rafael Varea, Industria aceptó finalmente ayer incluir otros diez municipios en la categoría de 'muy mineros' después de conocer la opinión de las comunidades afectadas -Asturias, Castilla y León, Cataluña y Aragón- y de la Asociación de Comarcas Mineras (ACOM), que también pretende que se la incluya en los órganos futuros de gestión de las inversiones y los proyectos.

Todavía no se ha hecho público cuántos y cuáles son los municipios que se considerarán como 'muy mineros'.

En cuanto al reparto de fondos entre las cuatro comunidades afectadas por la reconversión del sector, Varea señaló que las partes han consensuado «la filosofía general», que consiste en tener en cuenta el empleo perdido entre 1.998 y 2.005, la previsión del que desaparecerá entre 2.006 y 2.012, y utilizar la tasa de paro de los municipios mineros como referencia a la hora de efectuar la distribución de las ayudas, una postura que ya habían pactado un día antes los dos sindicatos mayoritarios.

Los puntos pendientes se debatirá en una nueva reunión prevista para el próximo miércoles, según señaló el secretario general de FIA-UGT, Manuel Royo, quien calificó la reunión de ayer como «no del todo negativa», aunque un día antes se situaba como el sindicato con más reparos y dudas respecto a la llegada de un posible acuerdo. Respecto al reparto de la producción de carbón entre instalaciones, Varea y Royo señalaron que el Ministerio ha planteado tomar como punto de partida el volumen de carbón efectivamente entregado a las centrales térmicas a 1 de enero del 2.006, mientras que los sindicatos quieren utilizar las producciones garantizadas en el Plan anterior.