La UPL pide que el dinero se destine a dos autovías y un tren de alta velocidad

MIRTHA ORALLOLEÓN

La UPL recordó ayer que los 900 millones de euros destinados para León, Zamora, Salamanca y Ávila son Fondos de Cohesión y, por ello, han de ir al transporte transfronterizo transeuropeo y medio ambiente, por lo que pidió que se destinen a dos autovías, una entre Braganza y Cantabria y otra entre Ponferrada y Asturias, y a la alta velocidad en la Ruta de la Plata.

El secretario de Organización de UPL, Abel Pardo, se refirió a los 900 millones de euros que ayer anunciaron que se invertirían en estas cuatro provincias de la Comunidad. Advirtió de que «no son Fondos estructurales -como pedía la UPL-, para promover el desarrollo de estas provincias, sino son para grandes proyectos transfronterizos».

Además, sospechó que este anuncio podría ser «un apaño para que la Junta no moleste al Gobierno por el Estatuto de Cataluña», y pidió la creación de un «consejo general del Reino de León», encargado de proponer proyectos y distribuir los fondos, a fin de que «seamos los leoneses los que decidamos en qué gastar el dinero; no es de recibo que otros estamentos tengan que decirlo».

Así, Pardo reclamó «dos grandes proyectos», la conexión por autovía entre Braganza (Portugal) con Puebla de Sanabria (Zamora), y la unión por autovía entre Asturias y Ponferrada. El segundo proyecto es un tren de alta velocidad en la Ruta de la Plata que una Gijón con Sevilla, ya que «esto sí potenciaría el oeste de León».

Por su parte, el portavoz de UPL en el Ayuntamiento, Javier Chamorro, consideró «positiva» la noticia y aseguró que «el tiempo ha dado la razón» a los leonesistas, que en el 2005 plantearon que León, Zamora y Salamanca fueran consideradas una unidad ante la UE para conseguir fondos estructurales al dejar de constar como región Objetivo 1 la comunidad autónoma al completo.