El fiscal pide 15 años de prisión para tres personas acusadas de matar a un hombre en Burgos

El suceso tuvo lugar en el municipio de Cogollos, cuando un hombre falleció golpeado por barras de hierro

M. R.BURGOS
El fiscal pide 15 años de prisión para tres personas acusadas de matar a un hombre en Burgos

La Audiencia Provincial de Burgos acogió ayer la primera sesión del proceso con jurado popular contra cuatro personas acusadas de participar en la muerte violencia de J. J. M. H., de 38 años de edad, en agosto del 2003, y en una explanada de la localidad burgalesa de Cogollos. Ayer se constituyó el jurado y comenzó la primera sesión de este juicio sobre el crimen que se produjo el 27 de agosto del 2003, cuando la víctima había concertado una cita con los acusados para intentar solventar una discusión sobre venta de drogas. La víctima murió tras sufrir una paliza y varias heridas por arma blanca.

La acusación particular que ejercen la viuda y el hermano de la víctima, solicita 25 años de cárcel para tres de los encausados y veinte años para el cuarto. Por su parte, la fiscalía ha calificado los hechos como delito de homicidio con abuso de superioridad y pide penas de 15 años para tres encausados y dos años por encubrimiento para el cuarto.

En su escrito de acusación, el fiscal explica que uno de los acusados y la víctima habían concertado una cita el día en que ocurrieron los hechos, a la que se sumaron otros dos de los encausados. En el inicio de la vista, el fiscal relató como, según los hechos que se deducen de las diligencias previas, el detonante de lo ocurrido fue una discusión que mantuvieron la víctima y uno de los agresores porque el primero había acusado a este de traficar con droga y de guardarla en el domicilio de una conocida de ambos, al parecer, porque la sustancia estupefaciente podía estar al alcance de menores. El encuentro estaba fijado para hablar de las diferencias entre ambos. Sin embargo, el supuesto agresor se presentó en el lugar acompañado por los otros dos acusados, que se quedaron dentro del coche ocultos y salieron después para atacar a Juan José Miguel por sorpresa.

Los tres acusados agredieron a la víctima, según el escrito de acusación, con objetos como palos o barras de hierro y armas blancas e, incluso, portaban una pistola que llegaron a disparar, aunque el cuerpo de la víctima no presentaba heridas de bala, informa Efe.

Heridas mortales

Tras ocasionar a Juan José Miguel diversas heridas mortales, varias en la zona de la cabeza y el cuello, los encausados se dirigieron al domicilio del cuarto acusado, que les ayudó a ocultar lo ocurrido, según la versión del fiscal. El abogado defensor argumentó que su principal representado se entregó voluntariamente a la policía italiana porque había huido de España, donde recibía amenazas de los otros dos acusados de homicidio, a los que asegura que solo acompañó.

El acusado, que respondió ayer a las preguntas de los letrados de las partes y el fiscal, declaró que él se limitó a llevar a los otros dos acusados al lugar donde se produjo la agresión e incluso intentó parar el ataque.