Los ganaderos solo cobrarán las ayudas por ataques de lobos si lo notifican en menos de 48 horas

La Consejería de Medio Ambiente hace una excepción positiva con este animal para asegurar su conservación

EL NORTESEGOVIA

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta ha publicado la convocatoria de ayudas para paliar los daños producidos al ganado por lobos y perros asilvestrados durante el 2006.

Como novedad más importante, la Orden establece que para poder beneficiarse de la compensación económica por la pérdida producida, el afectado debe comunicar el siniestro a la Guardería Forestal o al Servicio Territorial de Medio Ambiente de la provincia en un plazo máximo de 48 horas desde que el suceso tuvo lugar. La comunicación puede realizarse a través de cualquier medio, incluido el teléfono.

Además de realizar el aviso en menos de dos días, el ganadero o titular de la explotación dispone de un mes desde la fecha en que sufrió el ataque para formalizar la solicitud de ayuda en el registro único de la Delegación Territorial de la Junta en la provincia.

Las ayudas, además de paliar los daños producidos por lobos y perros asilvestrados al ganado vacuno, ovino, caprino y equino, tienen por objeto compensar el lucro cesante y los daños indirectos originados por los ataques.

Protección

La convivencia del lobo con el medio rural ha sido desde siempre conflictiva. Durante siglos ha sido perseguido y exterminado de grandes áreas de Castilla y León. No obstante, a partir de los años setenta se ha producido una recuperación natural de la especie por medio de la recolonización de territorios en los que había desaparecido.

En previsión de las posibles acciones de represalia hacia esta especie que pondrían en peligro su conservación, la Consejería de Medio Ambiente ha decidido hacer una excepción positiva con el lobo, habilitando unas ayudas para paliar los daños que estos animales puedan producir en las explotaciones ganaderas.

Fotos

Vídeos