Siete personas siguen ingresadas por la intoxicación con roscón de Reyes

La Junta no ha detectado «a primera vista» infracciones graves en la pastelería burgalesa

MARTA RUIZBURGOS

Siete personas, seis en el Hospital General Yagüe de Burgos y otra en el Divino Vales, continúan hospitalizadas después de haberse intoxicado comiendo roscón de Reyes relleno de crema en mal estado. Esta intoxicación ha afectado a un total de 37 personas de las que 12 tuvieron que ser ingresadas en los centros hospitalarios de la ciudad. Según informó ayer la Delegación Territorial de la Junta en Burgos, entre el lunes y ayer martes habían recibido el alta médica cinco de los pacientes.

Mientras, los afectados continúan con su recuperación, la Administración regional ha levantado acta en el obrador de donde salieron los roscones para poder determinar «cómo se ha producido el proceso de intoxicación» aseguró Juan Carlos Acosta, jefe del Servicio de Sanidad y Consumo de la delegación de la Junta en Burgos. Juan Carlos Acosta añadió que ahora hay que esperar los resultados de la investigación para concretar «quién tiene la responsabilidad» de lo que ha sucedido si ha sido de la pastelería o de alguna de las materias primas utilizadas.

Investigación abierta

Según el responsable territorial de Sanidad, y a falta de conocer con detalle la investigación abierta, no se han observado infracciones importantes en el establecimiento. Acosta añadió que «solo alguno de los roscones» que salieron del obrador estaban en mal estado.

El pasado sábado se produjeron los ingresos hospitalarios, aunque por los menos otras 25 personas resultaron también afectadas pero no precisaron de ingreso.

Tras realizar las encuestas epidemiológicas pertinentes, se constató la existencia en todos los casos de un antecedente común, el consumo de roscones de Reyes con relleno de crema, procedentes de un establecimiento pastelero ubicado en el centro de la capital burgalesa.