Exponente de la arquitectura docente republicana

EL NORTEZAMORA

El inmueble que, una vez rehabilitado, albergará la Escuela de Artes responde al prototipo de arquitectura docente que predominó en los tiempos de la Segunda República. Aunque es mucho más monumental con su escalinata y las vidrieras de colores, guarda cierta similitudes con el ala antigua del instituto de Fuentesaúco, cuya construcción se remonta más o menos a la misma época. Otro exponente de este tipo de arquitectura republicana es la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Complutense de Madrid.

La Escuela de Magisterio de Zamora comenzó a edificarse a finales de 1934, pero las obras quedaron paralizadas por la Guerra Civil, al huir el contratista. El edificio no pudo ser inaugurado hasta finales de los años cuarenta. La primera promoción de maestros que salió de sus aulas fue del curso 1950-1951. De la escuela salieron docentes ilustres que educaron a generaciones de profesores zamoranos, al mismo tiempo que contribuyeron a dar un gran prestigio a los estudios de Magisterio.

La institución docente, según el cronista de la ciudad, Herminio Ramos, era tenida en el resto de España como una escuela de un alto nivel formativo.