El Gobierno y los agentes sociales prolongarán hasta fin de mes la negociación de la reforma laboral

Patronal y sindicatos están enfrentados por el futuro del despido

ELISA GARCÍACOLPISA. MADRID

Gobierno, CEOE/Cepyme, CC. OO. y UGT prolongarán durante enero la negociación de la reforma laboral según acordaron ayer en la comisión de seguimiento del diálogo social, reunida en el Ministerio de Trabajo. El encuentro duró tan solo hora y media y su objetivo principal fue analizar y presentar un balance de la situación de las diferentes mesas abiertas, sin entrar en profundizar cuáles han sido las propuestas y alternativas planteadas. Todos los interlocutores se congratularon por el anteproyecto de la ley que atenderá a las personas que no puedan valerse por sí mismas, cuyas líneas básicas cuentan con su visto bueno.

El panorama no es tan halagüeño en la negociación de la reforma laboral. El Gobierno y los agentes sociales se reunirán los días 19, 25 y 30 de enero. Posteriormente, realizarán otra evaluación y si ven perspectivas de acuerdo continuarán los contactos en febrero. En esta mesa, iniciada en marzo del 2005, los problemas resultan insalvables salvo que las propuestas planteadas den un giro importante. Sindicatos y empresarios se encuentran enfrentados sobre todo por el futuro del despido, a la vez que acusan al Ejecutivo de favorecer los intereses del contrario.

Por su parte, el Ministerio defiende la aplicación con carácter general del contrato de fomento. El origen de este tipo de empleo data de 1977, tras una cuerdo alcanzado entre CEOE, CC. OO. y UGT, que contó con el beneplácito del Gobierno, entonces del PP. El coste de su despido es de 33 días por año de servicio con límite de 24 mensualidades, más barato que el del contrato indefinido ordinario vinculado a una indemnización de 45 días con un máximo de 42 pagos.

Otra de las mesas que ha levantado expectación es la encargada de adaptar la protección social, incluidas pensiones públicas, a las necesidades reales de la actual población. Este foro comenzó a finales del 2005 y todo indica que su negociación continuará a lo largo del 2006.