La patronal catalana mantiene la incógnita sobre si Joan Rosell competirá con Cuevas en la CEOE

La organización autonómica modifica la propuesta elaborada por su presidente para la cúpula empresarial

COLPISAMADRID
La patronal catalana mantiene la incógnita sobre si Joan Rosell competirá con Cuevas en la CEOE

La junta directiva de la patronal catalana, Fomento del Trabajo, mantiene la incógnita sobre si su presidente, Joan Rosell, competirá con José María Cuevas por el máximo liderazgo de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). Lo único que sí dejó claro fue la necesidad de modificar el 'ideario' elaborado por Rosell, bajo el titulo de 'Un nuevo impulso para la CEOE: Ideas y propuestas para la renovación' con el que (si al final así lo decide) disputará la presidencia de la patronal de las grandes empresas a Cuevas. El proceso electoral quedó abierto el pasado 14 de diciembre y concluirá en febrero, sólo siete días antes de la votación, cuya fecha todavía se desconoce.

En resumen, el presidente de Fomento, partidario de limitar los mandatos al frente de la Confederación, apostaba por modernizar la organización interna de la CEOE de acuerdo con la nueva realidad económico-social del país. A su juicio, también resultaba imprescindible que la cúpula de la organización adoptara iniciativas propias y se adelantara a actuaciones políticas y sindicales. Otros cambios planteados giraban sobre la conveniencia de conseguir una mayor transparencia del funcionamiento de la CEOE, con tareas delegadas a la junta directiva y al comité ejecutivo.

Las modificaciones de la junta será introducidas en el documento de Rosell. Fomento distribuirá el nuevo texto a todas las asociaciones de la Confederación para su debate.

Rosell ha manifestado en reiteradas ocasiones la conveniencia de que se produzca una renovación en la presidencia de la CEOE. Igualmente en múltiples momentos y declaraciones ha dado a entender que está dispuesto a competir con Cuevas, pero oficialmente todavía no ha comunicado nada, es más, el equipo que desde el primer momento ha mostrado su apoyo incondicional a Cuevas duda que el presidente de Fomento materialice su candidatura.

Amago

En los comicios de febrero, las asociaciones tendrán que votar a 765 vocales en proporción al peso que cada organización mantiene en la CEOE, encargados de elegir al presidente y a los miembros de la nueva junta directiva. La decisión de estos representantes será personal e intransferible. A partir del 18 de enero, corresponderá a la junta directiva de la Confederación fijar la fecha de la votación.

Cuevas fue elegido por primera vez presidente de CEOE en 1984. Si los dirigentes de la Confederación deciden reiterarle su apoyo deberá afrontar a sus 70 años un séptimo mandato consecutivo, que terminará en el 2010. A lo largo de su dilatada historia al frente de la patronal nunca ha tenido contrincantes. Solo una vez se registró un amago. Fue en 1984, cuando un pequeño empresario de Madrid, Pedro Olmos, anunció que presentaba su alternativa, pero al final desistió.