Las ventas mundiales de Seat se redujeron el 4,5% el año pasado

Los fabricantes de EE. UU. se aferran al salón de Detroit para arrebatar clientes a las marcas japonesas

AGENCIASWOLFSBURG Y DETROIT
Las ventas mundiales de Seat  se redujeron el 4,5% el año pasado

El fabricante español de automóviles Seat, filial del grupo alemán Volkswagen, vendió durante el pasado año en todo el mundo un total de 422.000 vehículos, lo que supone una reducción del 4,5% en comparación con el ejercicio anterior. Según datos del consorcio de Wolfsburg, las matriculaciones de Seat en el mercado español se elevaron durante el pasado año a 152.000 unidades, lo que representa una progresión del 0,6% respecto al ejercicio precedente.

Las ventas mundiales del grupo Volkswagen, primer fabricante de Europa, ascendieron a 5,24 millones de vehículos en el 2005, lo que supone un incremento del 3,2% respecto a 2004 y un récord para la compañía.

La marca Volkswagen vendió en todo el mundo 3,09 millones de vehículos el pasado año, el 0,8% más, y recuperó después de cuatro años la primera posición en ventas en el mercado de Europa occidental, donde matriculó 1,44 millones de unidades, un 6% más. Por contra, las ventas cayeron un 12,4% en EE. UU., con 224.000 unidades.

Audi cerró 2005 con un récord de ventas al comercializar 829.000 automóviles en todo el mundo, un 6,4% más, con crecimientos del 7% en Europa occidental (599.000 unidades) y del 6,6% en Estados Unidos (83.000 unidades).

La filial checa Skoda también logró un máximo histórico de ventas el pasado año con 492.000 unidades y una progresión del 9%, mientras que las entregas de Bentley crecieron un 31,2%, hasta 8.627 unidades y Lamborghini logró un récord de ventas con 1.607 unidades, un 0,9% más.

Desesperados

Los fabricantes estadounidenses están desesperados por recuperar el terreno perdido en los últimos años a manos de las marcas asiáticas y en el salón del automóvil de Detroit están sacando nuevas armas para atraer a los consumidores. Quizás fue un reflejo inconsciente, quizás fue algo premeditado. Sea lo que fuese, que el Grupo Chrysler utilizase el domingo como gancho para la presentación de su prototipo Chrysler Imperial a la actriz Eva Longoria, fue significativo de la situación de los 'Tres Grandes' de Detroit. Longoria es una de las estrellas de la serie de televisión de más éxito en EE. UU. 'Mujeres desesperadas'.

DaimlerChrysler busca un comprador para su deficitaria marca de microvehículos Smart y ha encargado al banco Goldman Sachs que sondee las ofertas, según el diario 'Financial Times'. La marca sufrió el año pasado pérdidas de 600 millones de euros.

Pero los que realmente necesitan una ofensiva son General Motors y Ford que en conjunto perdieron, solo en los primeros nueve meses del 2005, 6.200 millones de dólares en EE. UU. Ambos parecen decididos a remediar uno de los aspectos que más les separan de los fabricantes asiáticos, el prolongado tiempo que les cuesta convertir un prototipo en un vehículo de producción. Toyota, Honda o Nissan desarrollan sus productos de forma más ágil y responden mejor a los cambios del mercado.