El fin de la jornada a las 18 horas no perjudicará a los ciudadanos

El horario de apertura al público será ininterrumpido de 9 a 17.30 horas, y los sábados, de 9 a 14 horas Las Fuerzas de Seguridad, militares, jueces y fiscales no podrán acogerse por tener convenios especiales

N. C.ZAMORA
El fin de la jornada a las 18 horas no perjudicará a los ciudadanos

Los españoles son los europeos que más tarde salen de su puesto de trabajo. Sin embargo, el Gobierno de la Nación se ha propuesto modificar estos hábitos con intención de que cunda el ejemplo en la empresa privada.

Para ello, el denominado Plan Concilia establece que la jornada laboral de los funcionarios del Estado no se prolongue más alla de las 18 horas, sin que esta mejora afecte en ningún caso al ciudadano.

Los funcionarios de las oficinas de información y atención al público también podrán verse favorecidos por las medidas aprobadas, pero siempre que se garantice la prestación de los servicios al ciudadano. En este caso, el horario de apertura al público será ininterrumpido de 9.00 a 17.30 horas, de lunes a viernes, mientras que el sábado será de 9.00 a 14.00 horas.

Excepciones

Todo el personal del régimen general de la Administración del Estado -Catastro, Hacienda, Seguridad Social, Registro, Trabajo, Tráfico, Demarcación de Carreteras- se beneficiarán de los nuevos horarios, mientras que quedan al margen los trabajadores sujetos a convenios especiales, es decir los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y los miembros de las Fuerzas Armadas, los jueces y los fiscales, pero la jornada laboral acabará a las 18 horas para los empleados que prestan servicios civiles en las oficinas periféricas de los ministerios de Interior, Defensa y Justicia.

De esta manera, se pretende acabar con la costumbre cada vez más extendida de prolongar el horario laboral, «casi siempre de forma innecesaria y a consecuencia de una mala organización del trabajo», según establece el Plan Concilia que entró en vigor el pasado 1 de enero y que los sindicatos tratarán de trasladar a las empresas privadas.