«La experiencia es el secreto para lograr una buena masa»

Luis Ángel Caballero toma el relevo del negocio ambulante que su familia regenta en la provincia desde hace más de un siglo

HENAR ROBLESPALENCIA
«La experiencia es el secreto para lograr una buena masa»

Aprendió a amasar antes que a leer. Y la técnica de ambas artes la conoció entre las cuatro paredes de uno de los carromatos ambulantes más famosos de Palencia: la churrería Mara. Luis Ángel Caballero Pescador ha recogido el relevo de su padre y está dispuesto a continuar con un negocio familiar de cuatro generaciones.

-¿Cómo llegó a estar detrás del mostrador?

-Siempre he estado de alguna forma o de otra. Mi bisabuelo empezó a ganarse la vida haciendo lo mejor que sabía y se lo transmitió a su hijo. Así se han dado cuatro saltos idénticos hasta llegar a mí, el biznieto. Yo he dormido debajo de este mostrador y he ido de pueblo en pueblo con mis padres y hermanos. Forma parte de lo que soy.

-Pero ahora está al mando de la nave...

-La vida me trajo hasta aquí. Mi padre se ha visto obligado a dejarlo por un problema de salud y alguien tenía que encargarse del negocio, así que mi madre y yo trabajamos en equipo, como siempre lo hemos hecho. Ella atiende y yo elaboro la masa y la frío.

-¿Soñaba de niño con ser churrero?

-Me gusta mucho, pero no ha sido nunca mi sueño. Estoy estudiando en Burgos Ingeniería Técnica Industrial por la rama de Mecánica y espero algún día ejercer mi profesión. Aunque también gracias a la churrería ahora tengo amigos en todos los pueblos.

-¿Y cómo compagina el trabajo con los estudios?

-Es muy duro hacer las dos cosas a la vez, pero yo no lo he elegido y tampoco me quejo. Ahora voy a preparar los exámenes de febrero porque ya no trabajamos hasta Carnavales, que nos volvemos a instalar en Palencia. Durante las fiestas de Navidad ha sido duro, hemos estado en la Plaza Mayor todos los días. Menos mal que no tenía clase.

-¿Cómo ha sido la acogida del público palentino en estas fechas?

-Se ha notado menos movimiento de gente que otros años pero los churros siguen gustando, especialmente en invierno. No estuvimos en la feria de San Antolín porque tuvimos problemas el año anterior. Fue una pena porque formamos parte del paisaje tradicional del recinto ferial.

-Un incendio calcinó uno de los puestos de las churrerías Mara en las fiestas de Fuentes de Nava ¿Lo han reemplazado?

-Comprar otra es una inversión muy fuerte y estamos valorándolo. Creo que fue muy injusto lo que pasó, caes bien a la gente allá donde vas, por la calidad del género y el buen trato, y eso suscita envidias. La policía nos ha dicho que no hay pruebas para inculpar a los delincuentes.

-¿El secreto de los churros está en la masa?

-No hay secretos. Ves hacer la masa desde niño y al principio no sale. Pero lo intentas mil y una veces hasta que llega un día, por experiencia, que todo va rodado. Hay muchos churreros, pero somos pocos los que sabemos hacerlos.