Un pueblo palentino quiere segregarse de Astudillo al sentirse desatendido

Los habitantes recriminan al Ayuntamiento que no haya invertido nada desde 1972 para mejorar las infraestructuras básicas La localidad intenta integrarse en Amusco

SORAYA DE LAS SÍASPALACIOS
Un pueblo palentino quiere segregarse de Astudillo al sentirse desatendido

Después de formar parte y estar integrados en Astudillo durante 33 años, los vecinos de la pequeña localidad palentina de Palacios del Alcor quieren disgregarse de este municipio, porque aseguran que su Ayuntamiento ha incumplido y vulnerado el acuerdo de integración que ambos firmaron en 1972.

Este pacto establecía que el consistorio astudillano se encargaría de la gestión de todos los bienes municipales de Palacios e invertiría los beneficios correspondientes en la pequeña localidad a través de la mejora de las infraestructuras. Sin embargo, al poco tiempo de su entrada en funcionamiento, los vecinos de Palacios se quejaron de que Astudillo no invertía ni un triste duro y así comenzó este singular enredo político. «Además de no invertir nuestro dinero para asfaltar las calles, para mejorar la red de distribución del agua o el alumbrado público, los astudillanos dejaron caer el edificio del Ayuntamiento, se llevaron hasta las tejas de la cubierta y parte del archivo que albergaba numerosos documentos de los siglos XIV y XV», señala Luis María Fernández, vecino de Palacios. Ante esta situación de pasividad y ante varias reuniones fracasadas con el regidor astudillano, (por entonces, Eugenio Duque), los habitantes de Palacios del Alcor decidieron fundar en el año 1999 una asociación de vecinos y amigos con la que establecerse como actor social y político en la lucha de intereses.

Constituidos como asociación, acuden a la Diputación de Palencia, a la Delegación de la Junta y al Procurador del Común para explicar la singular situación que viven y pedir la intervención de las administraciones. Mientras tanto, el Ayuntamiento de Astudillo, entonces con el socialista Agustín Manrique al frente, consigue una subvención de más de 120.000 euros para mejorar las redes de saneamiento y distribuición. Un proyecto necesario para el pueblo que sin embargo los propios vecinos llegaron a renunciar después de encontrar varios errores en los valores catastrales y de comprobar que tenían que asumir contribuciones especiales.

Esta fue la gota de agua que colmó el vaso de la paciencia de los habitantes de Palacios y que les llevó a presentar el expediente de segregación de Astudillo. A la espera de que el Ayuntamiento convoque el pleno extraordinario para debatir este expediente, la asociación de vecinos y amigos de Palacios ya se ha dirigido al Ayuntamiento de Amusco para tantear la posibilidad de agruparse a este municipio y en principio, la disponibilidad de este consitorio es favorable al anhelo vecinal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos