El Juzgado estima que fue correcto declarar desierto el concurso para la venta de la parcela de Baterías

M. A. L.SEGOVIA

Cuando el Ayuntamiento declaró desierto el concurso aprobado en la legislatura anterior para enajenar la parcela de Baterías actuó de forma ajustada a derecho, según ha entendido el Juzgado de lo Contencioso Administrativo de Segovia en una sentencia en la que considera que la empresa que recurrió contra el acuerdo «no cumplía los requisitos».

El juez, según ha explicado el alcalde, «legitima la resolución del Ayuntamiento, dada la trascendencia del asunto» y ha entendido que declarar desierto el concurso para vender esta parcela -donde este año iniciará el Consistorio la construcción de 105 viviendas de protección oficial- fue «un ejercicio correcto» de la potestad municipal.

El recurso lo planteó la sociedad anónima Victorio López Sánchez, S. A., la única que se presentó al concurso, que primero intentó paralizar los trámites del concurso convocado por el Ayuntamiento para redactar el proyecto de las viviendas protegidas alegando que el suyo aún no había sido resuelto, aunque el Juzgado de lo Contencioso no acordó la suspensión cautelar del procedimiento.

Decisión legítima

En la última sentencia, el Juzgado ha considerado que en la oferta de compra presentada por la mencionada sociedad «concurre el defecto apreciado en los acuerdos municipales», lo que «legitima la decisión adoptada (por el Ayuntamiento), dada su indudable trascendencia en la contratación a realizar», es decir, la venta de unos terrenos de propiedad municipal para la construcción de viviendas.

Tras considerar que la exclusión del único licitador del concurso fue «acorde a Derecho», la sentencia señala que «no hay necesidad de extenderse respecto de la facultad, propia de la forma de adjudicación por concurso, de dejar desierto el mismo» mediante una decisión motivada con las razones para hacerlo.