«Una medida desorbitada»

L. O. R.SEGOVIA

Desde hace unos años son varias las asociaciones y organizaciones de consumidores que proponen que el periodo de rebajas se adelante a los días previos a los Reyes, pidiendo que se inaugure para el día 1 de enero.

Para el presidente de la Confederación Regional de Comerciantes, Manuel Muñoz, esta es «una medida desorbitada y fuera de lugar; poner rebajas a los 20 días de haber empezado la temporada es prácticamente imposible», afirma rotundamente.

Antes de empezar

Añade, además, que no entiende la postura. «Cuando las asociaciones de consumidores dicen que habría que adelantarlas al 1 de enero, no sé si lo que quieren es que empecemos las rebajas cuando empieza la temporada», señala Muñoz.

Hay que tener en cuenta que las rebajas lo que buscan es vender toda la ropa de la temporada y ahora se está más o menos a la mitad, puesto que a este invierno aún le quedan más de dos meses. «Si adelantásemos el periodo de descuentos supondría vender la ropa de la campaña a precio rebajado desde el principio», añade Muñoz.

El nuevo calendario para el tiempo de descuento y el hecho de que aún queden unos cuantas semanas de frío hace que los comerciantes afronten el periodo con optimismo.