Peatonalizar, pero sin quitar los coches

J. M. D.PALENCIA

La reforma de los entornos de la Plaza de Abastos puede considerarse una peatonalización, pero sin que realmente se llegue a peatonalizar la zona.

El tratamiento que se está dando a los alrededores del mercado municipal es similar al que se ha dado a otras calles peatonalizadas como Barrio y Mier, Ignacio Martínez de Azcoitia, la Calle Mayor o la que está prevista para el próximo mes de marzo en Los Soldados. El tratamiento es idéntico e incluso cuenta con la misma fórmula de financiación: un acuerdo con la ONCE y el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, a través de las ayudas que el Imserso concede para la supresión de loas barreras arquitectónicas.

Sin embargo, en este caso, aunque van a desaparecer las diferencias entre aceras y calzadas en todas las calles que circundan la Plaza de Abastos, los coches podrán seguir circulando con normalidad e incluso se permitirá el aparcamiento.

La previsión inicial del Ayuntamiento era peatonalizar totalmente, como se recoge en el Plan de Accesibilidad, aunque finalmente, las presiones de los comerciantes y los conductores por la falta de zonas de estacionamiento en el centro de la ciudad, han llevado plantear una actuación que no impedirá el paso de vehículos.

Además, tampoco puede cortarse el acceso a la nueva rampa de acceso al aparcamiento subterráneo de la plaza de Abilio Calderón.