El aceite y las anchoas son los alimentos que más han subido

J. D. A.COLPISA. MADRID

Un litro de aceite de oliva de acidez inferior a 0,4 grados costaba de media a finales del pasado mes de diciembre 3,75 euros, lo que supone un 18,48% más que a comienzos de año, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Ese repunte convierte a la base de la dieta mediterránea en el alimento que más se encareció durante 2005.

Las anchoas, cuya ausencia en los caladeros habituales obligó a vetar su captura durante gran parte de la temporada, resultaron el segundo elemento más inflacionista con un alza del 18,04%. También hubo caídas, como las de la carne fresca de pollo o los pimientos verdes, que se abarataron por encima de un 11% interanual.

El análisis del Ministerio revela también una serie de encarecimientos muy notables. Entre los alimentos frescos, destaca el que sufrió el cordero pascual, que subió un 12,29% hasta una media de 11,15 euros por kilogramo. En este caso, según los expertos, la explicación se debe buscar en dos factores: la consabida sequía, que asoló cientos de hectáreas de pastos, y las carencias provocadas por la 'lengua azul'.

No todos fueron alzas pues se abarataron algunos los productos como los pimientos verdes, las manzanas (8,51%) o las peras de agua (9,2%). El descenso más acusado fue el de la carne fresca de pollo que bajó un 11,51%, como consecuencia de la gripe aviar.