Una joven muerta y ocho heridos, tres de ellos niños, en dos colisiones

La víctima mortal, de 23 años, fue atropellada después de apearse de su vehículo en la autovía A-52 Las presencia de placas de hielo provocó los dos choques múltiples, ocurridos en poco menos de una hora

EL NORTEZAMORA

Una joven de 23 años, S. S. G., perdió la vida al ser atropellada por un vehículo después de que se hubiera apeado de su coche al verse implicada en uno de los accidente de tráfico ocurridos ayer en la autovía A-52, prácticamente en el mismo lugar pero en sentido contrario, y en los que resultaron heridas otras ocho personas, entre ellas tres niños de entre nueve y doce años.

La presencia de placas de hielo en la calzada fue la causa de los choques múltiples ocurridos de madrugada en la autovía, a la altura del término de Lubián, en la Alta Sanabria, según la información facilitada por el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil.

La primera colisión, en la que se vieron implicados un turismo, un camión y un autobús sin pasajeros, tuvo lugar sobre las 3.20 horas de la mañana en el kilómetro 99 de la A-52, en sentido hacia Benavente. Como consecuencia del choque, tres personas resultaron con heridas, según la información facilitada por el servicio de emergencias 112 de Castilla y León, que auxilió a las víctimas.

Menos de una hora después, a las 4.10 horas, mientras los servicios de emergencia atendían a las víctimas, se produjo en el mismo lugar, pero en sentido contrario, otro choque múltiple, que provocó el corte al tráfico de la autovía hasta las 6.30 horas.

En este segundo accidente falleció la joven de 23 años, que fue arrollada por otro vehículo después de que se hubiera bajado del suyo, que estaba conducido por otro joven de la misma edad que resultó ileso, según indicaron fuentes del Subsector de Tráfico. Entre las personas heridas hay tres niños de entre nueve y doce años, tres adultos y dos personas sobre las que todavía no hay datos de filiación.

Dos de los heridos fueron trasladados en ambulancia al hospital Virgen de la Concha de Zamora, mientras que los otros seis fueron evacuados a un hospital de Verín (Orense). Pese a la reapertura al tráfico de la autovía, la Guardia Civil recomendó circular con precaución en esta zona en ambos sentidos durante toda la mañana por presencia de placas de hielo en la calzada.