Los ciudadanos podrán presentar una denuncia en cualquier administración

La Junta de Castilla y León aprobará el reglamento que desarrolle la aplicación de la Ley, así como los mecanismos de inspección

FIDELA MAÑOSOZAMORA
Los ciudadanos podrán presentar una denuncia en cualquier administración

La Ley Antitabaco no ha provocado conflictos en las primeras 48 horas de su entrada en vigor, aunque la confusión se mantiene en en sectores como el de hostelería que espera conocer el reglamento que adecue la normativa autonómica a la Ley, y que tendrá que ser aprobado por la Junta. La vicepresidenta primera del Gobierno regional, María Jesús Ruiz, reiteró ayer que ha sido muy precipitado y que no han dispuesto del tiempo material para poder cumplir incluso la Ley.

Ruiz apela al sentido común y a la responsabilidad de unos y otros, «porque si bien los fumadores van a tener que restringir los hábitos normales, los no fumadores tienen que entender que hasta que todo encaje y se adecue perfectamente hay que tener un margen para que todo se articule correctamente y se pueda poner en marcha».

Aunque no se disponga aún del reglamento, los ciudadanos que consideren que no se están respetando sus derechos pueden presentar una denuncia en cualquier administración, según explicó la vicepresidenta, quien aseguró no obstante que aún está por decidir qué consejería, si la de Sanidad, a través de la Dirección General de de Salud Pública; o la de Familia, a través del Comisionado contra la Droga, serán las encargadas de la tramitación.

«Lo que está claro en estos momentos es que es una Ley de ámbito estatal y, por lo tanto, si alguna persona quiere denunciar no tienen más que acudir a cualquier oficina de la Junta, comisarías de Policía, Guardia Civil, Delegación o Subdelegación del Gobierno, a cualquier administración o registro público con competencias para admitir las denuncias que se planteen desde donde se hará el trámite al departamento que corresponda». A su juicio, no será necesario crear un servicio de inspección específico como consecuencia de la entrada en vigor de esta Ley, «porque ya los tenemos, solo faltan articular los procedimientos y definir la aplicación».

Margen

De cualquier forma, quiso dejar claro que ninguna Ley en el momento de aprobarse y entrar en vigor tiene previsto tener inspectores ni policías en la calle, «yo creo que el conjunto de la sociedad en estos momentos tiene la debida información de carácter general , pero nos falta saber cómo funcionar y por eso hay que dar un margen a todo el mundo para adecuarse».

Mª Jesús Ruiz manifestó que la Junta va a tratar de adecuarse lo más rápidamente posible a la nueva Ley, aunque insiste en que requiere su tiempo y que hoy por hoy, «están abiertas las posibilidades de que cualquier ciudadano que considere lesionado su derecho pueda presentar una denuncia, porque no existe un vacío legal, sino un vacío en el procedimiento».

La vicepresidenta entiende que en estos momentos surjan dudas, pero no solo en la adecuación de los locales de más de cien metros, sino en otros muchos que sin tener esas dimensiones, tienen que decidir cómo va a ser su establecimiento. «En estos momentos hay que ir paso a paso y buscando las mejores líneas para que el conflicto de intereses este salvado».

Aunque la Federación Española de Hostelería manifestó recientemente su temor a que los reglamentos que desarrollen la Ley sean más restrictivos, la vicepresidenta aseguró ayer que la Junta no tiene previsto ser más restrictiva que la propia Ley nacional, «porque ya lo es, y no vamos a prohibir fumar en la calle. Nuestra reglamentación va encaminada al desarrollo de los procedimientos y de todo tipo de licencias que habrá que adecuar a nueva normativa. Ya veremos en los próximos días qué medias hay que articular». A pesar de reconocer la importancia de la Ley, considera que no hay que dejar de lado el control de las drogas de diseño, el consumo de cocaína y de alcohol.