El obispo nombra diez nuevos arciprestes para los próximos seis años

Los sacerdotes comenzaron su encargo ayer y lo concluirán en el año 2012, al final del curso pastoral

EL NORTEZAMORA
El obispo nombra      diez nuevos arciprestes para los próximos seis años

El obispo de Zamora ha realizado el nombramiento de diez nuevos arciprestes para un periodo de seis años. Los sacerdotes comenaron su encargo ayer y lo concluirán el 31 de julio del 2012, al final del curso pastoral.

Todos los nombrados cuentan, en palabras del obispo, Casimiro López, «con una amplia confianza por parte de los sacerdotes de cada arciprestazgo». En una carta enviada a todos los sacerdotes, el prelado desea a los nuevos arciprestes colaboración para que «la iglesia del Señor, que peregrina en Zamora, camine con fidelidad tras las huellas del maestro y sea así signo de fe, esperanza y caridad para nuestra gente y nuestra sociedad». Asimismo, el obispo agradece a los arciprestes que ahora terminan «su servicio y entrega a esta responsabilidad diocesana».

Mariano Pérez Diego, párroco de Perilla de Castro, continúa en el Arciprestazgo de Alba; Manuel Iglesias Martín, párroco de Valer, ha sido nombrado arcipreste de Aliste en sustitución de Pablo Cisneros Cisneros; Abelardo Febrero Fernández, párroco de San Cristóbal de Entreviñas, ocupará este puesto en Benavente en sustitución de Tomás Calero Aparicio; mientras que César Salvador Gallego, párroco de Fuentesaúco, lo hará Fuentesaúco en sustitución de Manuel Fernández Pérez. Asimismo, Santiago Alonso Ferreras, párroco de Manganeses de la Lampreana, sustituirá a Antonio Pilo en el Arciprestazgo de El Pan; José-Manuel López Fadón, párroco de Bermillo de Sayago, ha sido nombrado arcipreste de Sayago en vez de Isaac Prieto Arribas; Mario Manso García, párroco de Vezdemarbán, ejercerá en Toro la función que abandona Luis-Miguel Rodríguez Herrero; y José-Antonio Romero Aliste, párroco de Cañizo, ha sido nombrado arcipreste de Villalpando, en sustitución de José Miguel Rodríguez de las Cuevas. Plácido Isidro Álvarez, párroco de Villaralbo, continúa en el Arciprestazgo de El Vino, y Rogelio Prieto Girón, párroco de Nuestra Señora de Lourdes , en el de Zamora ciudad.

Según informó el Obispado, el Arciprestazgo constituye una realidad intermedia entre la parroquia y la diócesis, «que pretende superar los inconvenientes y las carencias que presenta un excesivo aislamiento parroquial, adaptando, al mismo tiempo, la pastoral diocesana a las situaciones concretas de una zona geográfica y pastoral». Diez arciprestazgos constituyen la Diócesis de Zamora: Alba, Aliste, Benavente, Fuentesaúco, El Pan, Sayago, Toro, Villalpando, El Pan y Zamora ciudad.

Fotos

Vídeos