Fusilados por juicio, sacas y paseos

Fusilados por juicio, sacas y paseos

F. C. PALENCIA Respecto a los médicos palentinos fusilados por el bando nacional en la Guerra Civil, Albano de Juan diferencia entre los que murieron tras un consejo de guerra que les condenó -Andrés Millán, Adolfo Maté Ortega e Hipólito Oliva Espegel, padre del pintor Rafael Oliva-; los que fueron víctimas de las sacas, sacados de la cárcel con la excusa de que iban a ser trasladados a otras prisiones o incluso que les iban liberar, y fusilados posteriormente -Diógenes Andrés Rueda y su hijo Dionisio Andrés Zamora, Julio César Revuelta González y Mariano Melero Betegón-; o como consecuencia de los paseos, en los que se detenía en sus casas a las víctimas y luego se les asesinaba, -Gabino Sánchez Sánchez-. «Se les acusaba de auxilio de la rebelión. Se trataba de una justicia al revés, los golpistas juzgaban a los otros de haberse opuesto a la legalidad que ellos impusieron», concluye De Juan, que incluye poemas de Andrés Millán, el médico fusilado, influidos por la Generación del 98.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos