El Parlamento sirio quiere juzgar por traición al ex vicepresidente Jaddam

E. G. C.JERUSALÉN

El parlamento sirio se reunió el pasado sábado en sesión extraordinaria para condenar las declaraciones que el ex vicepresidente Abdel Halim Jaddam hizo el viernes a la cadena de televisión Al Arabiya, donde aseguró que el presidente Bashar al Asad amenazó al ex primer ministro libanés Rafiq Hariri poco antes de su asesinato el pasado 14 de febrero.

A la tribuna del parlamento subieron uno tras otro casi todos los diputados para exigir que se juzgue a Jaddam por «traición», «conspiración contra la patria» y «corrupción», denunciando que el ex vicepresidente ha humillado al pueblo sirio y se ha enriquecido a costa del pueblo durante las cuatro décadas que ha desempeñado cargos de responsabilidad en el gobierno.

Los diputados pidieron que se abra una investigación para determinar hasta dónde ha llegado la corrupción de Jaddam y que se confisquen las numerosas propiedades que posee en Siria. Jaddam también tiene un gran número de propiedades en el extranjero. Jaddam ha sido expulsado del partido Baaz, donde se le acusa de haber traicionado «a su partido, a su país y a la nación árabe».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos