La Junta comprobará si se cumple la ley en una selección de artículos

E. G. C.VALLADOLID

Las encargadas de colocar la marca CE en las etiquetas son las empresas, lo que deja vía libre a la picaresca. Por eso la Junta realizará un control adicional al que efectúa el Ministerio de Industria en una selección de artículos aún por determinar, que se desarrollará en el segundo semestre del 2006.

La Consejería de Economía y Empleo expresa la «total seguridad» de que las compañías de Castilla y León están cumpliendo la normativa, por lo que el muestreo se orienta más bien a intentar detectar los productos que hacen una competencia desleal a los que se manufacturan en la región. De hecho, aquellos que infringen la legislación a sabiendas se evitan el gasto de los ensayos en laboratorios certificados, lo que les permite abaratar los precios.

Cuando se detecta una infracción la normativa contempla sanciones económicas y, por supuesto, la retirada del producto del mercado. La Administración encargada de aplicarlas es la región cuando el fabricante es de Castilla y León, y la estatal en caso contrario.

Fotos

Vídeos