La violencia desde el ojo femenino en Palencia

Un grupo de personas contempla algunas de las obras expuestas en la muestra 'Versionadas'. /Antonio Quintero
Un grupo de personas contempla algunas de las obras expuestas en la muestra 'Versionadas'. / Antonio Quintero

Una exposición en la Casa Junco reflexiona, desde el punto de vista de diferentes mujeres, sobre el machismo y los malos tratos

El Norte
EL NORTEPalencia

Dieciséis artistas castellanoleonesas reflexionan con fotografías, infografías, piezas audiovisuales, instalaciones y collages sobre la violencia de género en la muestra colectiva de arte contemporáneo 'Versionadas', que busca promover la reflexión crítica y la visibilización de esta lacra social.

La I edición de 'Versionadas' está organizada por Las que Habitan (Cultura y Mujeres en Castilla y León) y la Muestra de Cine Internacional de Palencia, en colaboración con la Universidad de Valladolid y el Ayuntamiento de Palencia, y se ha inaugurado este jueves en la Casa Junco de la capital palentina, donde podrá visitarse hasta el 12 de marzo.

En total se han seleccionado las obras de 16 artistas procedentes de Valladolid, Palencia, León, Burgos y Segovia, que invitan a pensar sobre el cine y la creación artística «como herramientas y ventanas para mirar lo que nos rodea», ha explicado Andrea Martín del colectivo Las que habitan la Cultura.

De hecho, todas las obras se han fraguado a partir del visionado de tres películas, 'Irreversible', 'La Teta asustada' y 'Holliday', y proponen, en distintos formatos, una reflexión sobre el poder del cine y del arte en la representación y creación de palabras, imágenes, ideas, mitos o valores y como medio donde se transmiten, crean y perpetúan modelos que definen la identidad personal y de género. En este contexto Ana Marcos presenta una performance para vídeo titulada 'Fregando el olvido' en la que «limpia» todos los asesinatos de mujeres cometidos en el año 2012 para expresar la facilidad que tiene la sociedad para olvidar cada asesinato y «cómo se consumen constantemente los casos de violencia de género con un formato muy limpio en el que la mancha no nos llega», señaló.

Mayte Oliver, con 'La herida que no cesa', da protagonismo a una rama de almendro en flor sobre un soporte «bañado en café, planchado y tendido», muchas de las acciones que se nos atribuyen a las mujeres –según apuntó- y después cosido con unas puntadas que, a modo de cicatriz, hacen hincapié en la herida que siempre va a estar presente en las víctimas de violencia de género».

Las 16 obras seleccionadas optan al I Premio de Creación Contemporánea de la Muestra Internacional de Cine de Palencia Versionadas, un galardón dotado con 1.000 euros.