La Unión de Consumidores asesora a los afectados por los posibles fallos en motores de Renault

Fábrica de motores, en Valladolid./El Norte
Fábrica de motores, en Valladolid. / El Norte

La marca del rombo aún no se ha pronunciado sobre la denuncia de la Asociación Francesa de Consumidores, pero la UCE se pone a disposición de los afectados

El Norte
EL NORTEPalencia

La denuncia planteada por la asociación francesa de consumidores UFC-Que Choisir, según la cual la factoría de Renault en Valladolid habría fabricado entre 2012 y 2016 unidades del motor H5FT con «importantes defectos de diseño» ha llevado a la Unión de Consumidores de Palencia (UCE) a ofrecer su asesoramiento a los afectados por estos posibles fallos, ya que «debido a su exceso de consumo o pérdida de aceite, los vehículos pueden sufrir un sobrecalentamiento que puede dar lugar a importantes averías que podrían llegar a alcanzar el coste de unos 5.000 euros», tal y como asegura la UCE en un comunicado.

La Asociación de Consumidores se encuentra a la espera de que la marca del rombo se pronuncie y asegura que irá informando a los afectados de los pasos a seguir.

Los motores que pueden tener esos defectos de fabricación son aquellos de 1.200 centímetros cúbicos fabricados entre 2012 y 2016 alimentados por gasolina. Los modelos de Renault que han montado este motor son el Captur, Clio, Kadjar, Kangoo, Megane, Scenic y Grand Scenic. Mientras que los modelos Duster, Dokker y Lodgy de Dacia también lo han llevado, al igual que los Nissan Juke, Qashqai y Pulsar.