Tráfico presenta las campañas de velocidad, alcohol y drogas

El teniente jefe accidental de la Guardia Civil de Tráfico, Javier San Vicente; el subdelegado del Gobierno en Palencia, Ángel Domingo Miguel y el jefe provincial de Tráfico, Fernando Alonso, en la presentación. EL NORTE/
El teniente jefe accidental de la Guardia Civil de Tráfico, Javier San Vicente; el subdelegado del Gobierno en Palencia, Ángel Domingo Miguel y el jefe provincial de Tráfico, Fernando Alonso, en la presentación. EL NORTE

A través de la multiplicación de mensajes, avisos y controles se intenta prevenir nuevos accidentes mortales de circulación

El Norte
EL NORTEPalencia

La Dirección General de Tráfico ha impulsado dos nuevas campañas de vigilancia y control del tráfico para intentar prevenir nuevos accidentes mortales de circulación, que han sido presentadas en la Subdelegación del Gobierno por el subdelegado del Gobierno en Palencia, Ángel Domingo Miguel; el jefe provincial de Tráfico, Fernando Alonso; y el teniente jefe accidental de la Guardia Civil de Tráfico, Javier San Vicente.

Se trata de dos campañas, una de control de velocidad y otra de alcohol y drogas, para prevenir accidentes mortales de circulación. Por un lado, se multiplicarán los mensajes a través de medios de comunicación y redes sociales para concienciar de los excesos de velocidad; y por otro lado, la Guardia Civil de Tráfico y las Policías Locales de Palencia y Aguilar , debido al aumento de desplazamientos que coinciden con estas fechas.

Desde ayer lunes y hasta el próximo domingo la Dirección General de Tráfico multiplicará los mensajes para concienciar a todos los conductores de los peligros de los excesos de velocidad. Simultáneamente, la Guardia Civil y la Policía Local de Palencia multiplicarán los controles de velocidad en todas nuestras calles y carreteras a fin de velar por el cumplimiento de sus límites para intentar así evitar nuevos siniestros de circulación por velocidades excesivas.

Aproximadamente, los excesos de velocidad están presentes en un 30 % de los accidentes mortales de circulación razón por la que dicha infracción se convierte en el objeto de esta Campaña. Los excesos de velocidad no solo multiplican la posibilidad de provocar accidentes de tráfico sino que motivan la imposición de sanciones a sus responsables, elevan la fatiga del conductor, el consumo de combustible y la contaminación.

La Dirección Gral. de Tráfico tiene instaladas en nuestra provincia 6 cabinas de radar, tiene 8 lectores de placas de matrícula en los tramos de la CL-613 y CL-615 y la Guardia Civil de Tráfico de Palencia dispone en la actualidad de 3 radares móviles operativos y de un radar portátil velolaser aun en fase de pruebas.

Las infracciones por exceso de velocidad pueden ser graves o muy graves y son sancionadas con multas y retiradas de puntos. Las multas oscilan entre 100 y 600 euros y en los supuestos más graves, provocan la resta de entre 2 y 6 puntos. En cumplimiento de la Disposición adicional cuarta de la Ley de Seguridad Vial, la Dirección General de Tráfico destina íntegramente el importe de las sanciones económicas a la financiación de actuaciones y servicios en materia de seguridad vial, prevención de accidentes de tráfico y ayuda a las víctimas.

Por otra parte, están los excesos de velocidad constitutivos de delito. La conducción de un vehículo a motor o ciclomotor en cualquier carretera interurbana, a velocidades superiores en 80 km/h a la máxima permitida constituye un delito conforme a lo previsto por el artículo 379 del Código Penal. También constituye delito circular en vías urbanas a más de 60 km/h por encima del límite máximo permitido. El mismo artículo castiga dicho delito con la privación del permiso de conducción por tiempo superior a 1 año y hasta 4 años y, además, con una multa o trabajos en beneficio de la comunidad o prisión de 3 a 6 meses.

Se multiplicarán los controles de alcohol y drogas

Por su parte, la campaña de alcohol y drogas arrancará desde el lunes 13 y hasta el miércoles 15 de agosto con el aumento de los controles de alcohol y drogas a los conductores por parte de Guardia Civil de Tráfico y Policías Locales de Palencia y Aguilar, debido al elevado número de desplazamientos que van a provocar las numerosas fiestas previstas durante dichos días.

El Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses ha hecho público recientemente la Memoria 2017 sobre las víctimas mortales en accidentes de tráfico y ha concluido que el pasado año en España el 42 % de los conductores fallecidos en accidentes de tráfico había consumido alcohol y/o drogas y/o psicofármacos. El 34 % de los peatones muertos por accidente de tráfico habían consumido las mismas sustancias.

Cuando el resultado de un control de alcohol realizado a un conductor es positivo, los agentes de la autoridad le impiden de inmediato que continúe al volante y lo denuncian por vía administrativa por cuanto la conducción de vehículos con tasas de alcohol superiores a las permitidas constituye una infracción de tráfico muy grave sancionada con una multa de entre 500 y 1000 euros y la retirada de entre 4 y 6 puntos.

Sin embargo, el Código Penal, en su artículo 379 tipifica como delito la conducción de un vehículo a motor o ciclomotor con tasas superiores a 0,60 miligramos de alcohol por litro de aire espirado. Por tanto, si los agentes de la autoridad detectan estas elevadas tasas a un conductor lo denunciarán ante el Juzgado por la vía penal. La sanción por este delito consiste en la privación del permiso de conducción durante un plazo de entre 1 y 4 años y, además, con una de las tres penas siguientes: prisión, multa o trabajos en beneficio de la comunidad. El Código Penal también permite a los Juzgados que les decomisen los vehículos a estos infractores en los casos más graves.

La conducción de un vehículo con presencia de drogas en el organismo está expresamente prohibida por la legislación de tráfico; la infracción de esta norma se encuentra sancionada, en todo caso, con una sanción de 1000 euros y una retirada de 6 puntos. Si, además, el conductor que ha tomado drogas practica una conducción influenciada por dichas drogas puede incurrir en un delito que será sancionado en vía penal con las mismas condenas previstas para la conducción con las tasas más elevadas de alcohol.

En cumplimiento de la Disposición adicional cuarta de la Ley de Seguridad Vial, la DGT destina íntegramente el importe de las sanciones económicas a la financiación de actuaciones y servicios en materia de seguridad vial, prevención de accidentes de tráfico y ayuda a las víctimas.

Si un conductor provoca un accidente de tráfico debido a la conducción bajo la influencia de las drogas o del alcohol y produce daños a otra persona, la compañía aseguradora del conductor drogado o bebido también indemnizará a la víctima. Sin embargo, posteriormente, la misma compañía aseguradora tiene derecho a reclamarle al conductor drogado o bebido que le abone la totalidad de la indemnización concedida a la víctima.

 

Fotos

Vídeos