Torquemada se rinde a la Virgen de Valdesalce

Romería de Valsdesalce, con la Virgen cubierta, ante la amenaza de lluvia./Luis Antonio Curiel
Romería de Valsdesalce, con la Virgen cubierta, ante la amenaza de lluvia. / Luis Antonio Curiel

El santuario se queda pequeño en una multitudinaria romería

LUIS ANTONIO CURIELTorquemada

El santuario de la Virgen de Valdesalce se quedó pequeño con motivo de la fiesta de San Mateo para acoger a centenares de cofrades y devotos llegados de numerosos pueblos de la comarca y de varias ciudades de España. Desde primeras horas de la mañana, numerosos cofrades y devotos acompañaron a la Virgen de Valdesalce desde la iglesia parroquial hasta su Santuario con el rezo del Rosario de la Aurora. Acto seguido, se celebró la tradicional romería y la eucaristía en su honor, que fue presidida por el vicario Anastasio González y cocelebrada por varios sacerdotes. Una celebración a la que asistieron numerosas autoridades y devotos y que estuvo amenizada por la Coral Parroquial de Torquemada y la soprano Natalia Bravo.

Durante nueve días, los torquemadenses se prepararon para celebrar la fiesta de su patrona y el pasado domingo, además, pasaron por el manto de la virgen a numerosos niños de la localidad. Otro acto que contó con gran afluencia de cofrades y devotos fue la procesión de antorchas en la noche del viernes, víspera del día grande en honor a la Reina del Cerrato. Al igual que el año pasado, la Cofradía de Nuestra Señora de Valdesalce recuperó la tradición centenaria de decorar con pancartas y arcos realizados con plantas la calle dedicada a la patrona.

Uno de los momentos más esperados fue la tradicional procesión con la Virgen de Valdesalce por los entornos de la ermita. Un acto que estuvo a punto de suspenderse por la lluvia. De hecho, ante el riesgo de precipitaciones, los cofrades optaron por cubrir la imagen de la Virgen y el estandarte con plásticos para evitar un posible deterioro. Una decisión acertada pues hacia la mitad de la procesión la lluvia se hizo presente. Este hecho no impidió que los danzantes acompañaran a la virgen con los bailes y danzas típicas de la localidad, guiados por el birria –cargo ocupado por el veterano Valentín Santamaría Curiel– y ataviados con los trajes tradicionales.

Las danzas fueron seguidas durante todo el recorrido procesional por numerosos peregrinos congregados en la pradera del Santuario. «La presencia de los danzantes es uno de los momentos más esperados por todos los vecinos, que viven con intensidad la procesión en honor a la Virgen de Valdesalce. Ha sido un acto muy emotivo y que ha congregado a una multitud de devotos, dada la coincidencia de la fiesta en sábado», destacó Jorge Domingo Martínez Antolín, alcalde de la localidad.

A la llegada a la ermita, los cofrades y devotos cantaron con hondo fervor la Salve a la Virgen de Valdesalce y posteriormente veneraron la medalla con la imagen de la Reina del Cerrato. Durante toda la jornada fueron decenas las personas que se acercaron con flores y velas al santuario para rezar ante la patrona de Torquemada.

Además, la pradera de la ermita, perfectamente cuidada, acogió la XVII Arrozada Cerrateña, con centenares de peregrinos. Los romeros disfrutaron también de distintas actuaciones musicales y paseos en burro que hicieron las delicias de niños y mayores. Además, los asistentes disfrutaron de numerosos puestos e hinchables que prolongaron la fiesta durante toda la jornada. La lluvia estuvo presente en distintos momentos de la jornada.

Espacio renovado

Durante los últimos años, se han acometido numerosas reparaciones y rehabilitaciones en el Santuario de la Virgen de Valdesalce y en la pradera de la Ermita, por lo que los cofrades y devotos disfrutaron ayer de las fiestas de San Mateo en un enclave privilegiado del Cerrato Palentino. Por ello, desde la Cofradía y Asociación animan a cofrades y devotos a colaborar con el sostenimiento del santuario. En este sentido, desde la cofradía animan a los vecinos a engalanar el pueblo con balconeras con la imagen de la Virgen para ensalzar y potenciar la devoción hacia la Reina del Cerrato. Actualmente, la Cofradía cuenta con más de novecientos hermanos y juega un papel fundamental durante todo el año para el cuidado y mantenimiento de un enclave tan especial como el Santuario de Valdesalce.