Policía y Bomberos retiraron ramas caídas en ocho calles de la ciudad

Los Bomberos acuden ayer a uno de los avisos. /Antonio Quintero
Los Bomberos acuden ayer a uno de los avisos. / Antonio Quintero

Las precipitaciones en forma de lluvia y granizo, acompañadas de las fuertes rachas de viento, forzaron la pronta actuación de los servicios de emergencia

EL NORTEPalencia

El Parque de Bomberos de Palencia recibió ayer a numerosos avisos después de la importante tormenta registrada en la ciudad. Así, a las 17:13, en la calle San José, los Bomberos tuvieron que acudir para retirar unos cascotes procedentes de la fachada de un inmueble de la calle, que habían dañado varios vehículos aparcados en la zona. A las 17:34 horas, en el Camino Viejo de Villamuriel, se reguló el tráfico ante la caída de un árbol que cortaba totalmente el tráfico por lo que tienen que intervenir efectivos de los Bomberos para su retirada.

Además, a las 22:19 horas, en la avenida de Simón Nieto, los Bomberos tienen que acudir ante la posibilidad de la caída del sombrero de una chimenea. En el mismo lugar pero a las 23:10 horas, se acude para retirar un objeto sobre un tejado que tenía posibilidades de caer a la vía pública.

La tormenta obligó a varias salidas entre las 17:50 y las 19:50 horas, en las que se detectó la caída de ramas de gran tamaño en las calles Antonio Machado, Acacias, Roma y Valdavia además de el parque que hay al final de la calle Ibiza, la plaza del Puente, el Prado de la Lana y la plaza de San Juanillo.