Los policías que encontraron a una niña sola en Palencia: «Estaba roja y sedienta; y su tío tardó 40 minutos en reclamarla. ¡Increíble!»

Los policías que localizaron y auxiliaron a la niña, con la pequeña en Comisaría./UFP
Los policías que localizaron y auxiliaron a la niña, con la pequeña en Comisaría. / UFP

Los policías recuerdan la deshidratación que sufría la niña de 2 años que deambulaba por la calle tras permanecer una hora y media en un coche

Ricardo Sánchez Rico
RICARDO SÁNCHEZ RICOPalencia

«Estaba roja como un tomate y se bebió una botella de agua en un abrir y cerrar de ojos. Era una niña supersimpática, le pusimos los dibujos mientras se tramitaban las diligencias. Nadie la reclamaba, pasaron cuarenta minutos hasta que apareció su tío. ¡Increíble!». Quien habla es uno de los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría Provincial de Palencia que en la tarde del pasado sábado localizaron y auxiliaron a una niña de 2 años que deambulaba por la vía pública con evidentes síntomas de deshidratación tras haber estado por espacio de una hora y media dentro del coche de su tío, estacionado en la calle Fernando el Magno, mientras él se hallaba en un local jugando a las máquinas tragaperras.

El agente, que se ocupó de cuidar a la menor, no daba crédito a lo sucedido, con la pequeña sentada en una silla en la Comisaría, acalorada y sedienta tras pasar noventa minutos sola dentro de un vehículo y a punto de resultar atropellada cuando salió del mismo y recorrió unos ocho metros hasta ser localizada por sus compañeros policías en una de las bocacalles de la calle Fernando el Magno de la capital palentina.

Más información

«Era muy rica y se reía mucho. Estaba muy acalorada y tenía el pelo apelmazado del calor», recuerda el agente, que insiste en que, aunque la intervención policial fue decisiva para la suerte de la pequeña, influyó mucho la colaboración ciudadana, con las alertas que se recibieron en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Palencia.

Descalza y con las botas de la mano

Los hechos sucedieron sobre las 20:40 horas, cuando la Policía fue alertada de la presencia de una niña de muy corta edad en situación de desamparo. Rápidamente, agentes de la Comisaría se movilizaron y localizaron a la menor, de poco más de 2 años, deambulando por la calle Fernando el Magno, descalza y con sus pequeñas botas de la mano. Al parecer, la menor había salido por su cuenta del vehículo de su tío, que se encontraba estacionado mientras él jugaba durante hora y media a las máquinas tragaperras en un local.

La situación de desamparo de la niña, que a punto estuvo de ser atropellada por un coche, alertó a los ciudadanos, que dieron aviso a la Policía Nacional. Los agentes trasladaron a la menor a la Comisaría, donde fue cuidada e hidratada mientras se tramitaban las diligencias. El tío de la pequeña, que se personó en la Comisaría cuarenta minutos más tarde, fue detenido y quedó en libertad con cargos tras pasar a disposición judicial.

La Policía Nacional prosigue con las diligencias y está investigando al padre de la menor, que al parecer está a su cargo, y dónde se hallaba cuando sucedieron los hechos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos