Los sindicatos critican el retraso en el Plan de Empleo y el PP lo achaca a no tener presupuesto

Ofiicina del Ecyl en Palencia. /Antonio Quintero
Ofiicina del Ecyl en Palencia. / Antonio Quintero

Trece jóvenes se ven afectados por esta demora, aunque previsiblemente serán contratados desde hoy por seis meses

El Norte
EL NORTEPalencia

El plan de empleo y la demora que ha sufrido su aplicación han traído consigo un enfrentamiento entre el comité de empresa del Ayuntamiento de Palencia y el equipo de gobierno. Los sindicatos sostienen que se está produciendo un retraso que consideran excesivo en su aplicación, mientras que el Partido Popular lo atribuye todo al hecho de no tener aprobado el presupuesto.

El comité de empresa denuncia a través de un comunicado de prensa que el Plan de Empleo de Garantía Juvenil se comenzará a aplicar a primeros de marzo, con dos meses de retraso y recuerdan que la subvención a estos contratos cuenta con una dotación presupuestaria de 130.000 euros, «que se verá reducida en dos meses de contrato, equivalentes a una pérdida de 43.300 euros que los futuros contratados no percibirán en sus nóminas», critican los sindicatos. Además, el escrito del comité de empresa detalla que son contratos para puestos técnicos que requieren una titulación determinada, «siendo una oportunidad para los ciudadanos de Palencia, que no encuentran salida a sus estudios superiores en la capital. Después, nos lamentamos de los nefastos datos de la despoblación en Palencia, pero conociendo esta dejadez por parte de la administración y perdiendo subvenciones, no nos extraña que nuestros jóvenes tengan que buscar su futuro fuera de tierras palentinas», aseguran los sindicatos.

Esta acusación fue rebatida ayer por el alcalde, Alfonso Polanco, y por la concejala responsable de este área, Ana Rosa García Benito. El regidor reconoció que existe un retraso, ya que inicialmente estaba previsto que comenzaran a trabajar a comienzos de enero, aunque no tan elevado como dicen los sindicatos, sino de un mes y medio, ya que previsiblemente hoy, día 15, los beneficiarios de este plan de empleo ya comenzarán a trabajar.

Tanto Polanco como García Benito atribuyeron esta demora al hecho de no contar con un presupuesto en el Ayuntamiento, lo que obliga a habilitar créditos especiales para cualquier iniciativa de este tipo, con la tramitación burocrática que exige y el retraso que supone. En el caso del Plan de Empleo, la concejala de este área explicó que a comienzos de año no se contaba con los 70.000 euros que tenía que aportar el Ayuntamiento al no tener presupuesto, lo que obligó a habilitar un crédito extraordinario y aprobarlo en pleno, que se celebró casi a finales de enero. La tramitación burocrática ha supuesto que los beneficiarios hayan tenido que esperar hasta la jornada de hoy para empezar a trabajar. «En definitiva, que hay un retraso motivado por un presupuesto prorrogado, que ya avisamos que iba a dar problemas», explicó el alcalde.

Las nefastas consecuencias que sufren algunas iniciativas que suponen aportación municipal por el hecho de no tener presupuesto propio del año 2019 fue también el argumento esgrimido por Ana Rosa García Benito, que acusó a los sindicatos de no haber siquiera intentado ponerse en contacto con ella para buscar una solución conjunta a este problema. No obstante, quedó abierta a cualquier posible reunión para aclararlo o abordar cualquier tipo de problema que pueda afectar al Ayuntamiento.

El programa que comienza a aplicarse hoy afecta a trece jóvenes que serán contratados por una duración de seis meses.