La Señora del Brezo tuvo que refugiarse en su santuario de las montañas de Palencia

Celebración de la Virgen del Brezo en el interior del santuario./José Carlos Diez
Celebración de la Virgen del Brezo en el interior del santuario. / José Carlos Diez

La lluvia impide la procesión y la misa en la explanada situada detrás del templo

JOSÉ CARLOS DIEZ

Los fieles de la Virgen del Brezo no fallaron a la patrona de la Peña y, una vez más, se congregaron en el santuario para celebrar la tradicional romería, que aúna a todos los pueblos de la comarca de la Peña, aunque la lluvia obligó a cambiar el programa inicialmente previsto.

Las actividades en el santuario del Brezo comenzaron a primera hora de la mañana. A las 9:30 horas, lo fieles empezaron a elaborar el manto floral de la Virgen, algo que precedió al inicio del V Concurso de Pintura Rápida Virgen del Brezo, que repartió 1.400 euros entre los ganadores.

A las 12:55 horas, se esperaba la salida de la procesión de la Virgen del Brezo acompañada por el concjunto Cuatro Caños Band, para celebrar posteriormente la eucaristía en la explanada del santuario, oficiada por el obispo de Palencia, Manuel Herrero. Este fue el primero de los actos que tuvo que ser modificado, puesto que la lluvia impidió su celebración en el exterior del templo.

Todo preparado

A pesar de que los fieles habían preparado el manto floral y que todo estaba dispuesto en la parte posterior del santuario, la eucaristía finalmente se celebró en el interior, con lo que el santuario mariano se abarrotó de fieles y se quedó pequeño para los numerosos asistentes.

El obispo pudo ofrecer su homilián ante una gran concurriencia de personas, entre las figuraban representantes institucionales de toda la comarca, así como de otros puntos de la provincia de Palencia. También se pidió disculpas por el cambio de planes, pero dado el tiempo, la decisión fue la celebración bajo techo de los actos religiosos.

Tras la eucaristía y la recogida de la Virgen, se celebró el Concurso de Loas, con el consiguiente fallo del jurado, momentos antes de pasar al vermú y a la comida campestre.

Por la tarde también se celebró el rezo del Rosario y una nueva eucaristía en la fuente de los pastores.