Santervás de la Vega acogerá este domingo la cuarta pendonada provincial

Pendonada del año pasado en Guardo. /Jose Carlos Díez
Pendonada del año pasado en Guardo. / Jose Carlos Díez

Se espera la participación de unos cuarenta pendones de las provincias de Palencia, Burgos, León y Valladolid

EL NORTEPalencia

Santervás de la Vega es la localidad elegida este año para la celebración de la cuarta edición de la pendonada provincial organizada por la Diputación, y que cuenta con la colaboración de la Asociación Cultural 'El Pendón de Poza de la Vega'. El evento, que tendrá lugar el domingo, comenzará a las 11:30 horas con la concentración de pendones en la era del campo de fútbol, desde donde se inciará un recorrido hasta la plaza del pueblo, donde se culminará la exhibición con un baile.

Este proyecto se inició en 2016 y desde entonces ha pasado por los municipios de Poza de la Vega, Guardo y la Villa Romana de la Olmeda. «Consiste en una mezcla de tradición y espectáculo que, poco a a poco, hemos conseguido ir consolidando», ha celebrado la diputada de Cultura, Calorina Valbuena, durante el acto de presentación de esta mañana.

Adolfo Palacios, Luis Fernando Vela, Carolina Valbuena, Arcadio Tarilonte y Rafael Martínez, durante la presentación del evento esta mañana.
Adolfo Palacios, Luis Fernando Vela, Carolina Valbuena, Arcadio Tarilonte y Rafael Martínez, durante la presentación del evento esta mañana. / Marta Moras

En la edición de este año en Santervás, se espera la participación de unos cuarenta pendones de las provincias de Palencia, Burgos, León y Valladolid. Zamora, finalmente, no formará parte del evento. Pero, aunque en las pendonadas sea habitual la unión de varias provincias, «este acto es realmente provincial, de Palencia», ha querido destacar Rafael Martínez, jefe del departamento de Cultura de la Diputación.

En Santervás, según ha apuntado su alcalde, Luis Fernando Vela, «se tiene en custodia, desde 1926, una antigua vara que se sigue utilizando para las pendonadas», y ha agradecido que «en tan poco tiempo, una tradición casi olvidada en la provincia esté viviendo tal recuperación».