Rompe las lámparas de su celda en Dueñas y amenaza con agredir a los funcionarios

Rompe las lámparas de su celda en Dueñas y amenaza con agredir a los funcionarios

El sindicato Acaip anuncia que no se sumará a las fiestas de la Merced en protesta por el progresivo deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores

El Norte
EL NORTEPalencia

El último incidente registrado en la cárcel de Dueñas fue el lunes cuando un interno, catalogado como muy peligroso y que estaba en un módulo de régimen cerrado, rompió los cristales del equipo de iluminación de su celda y amenazó con agredir y «cortar» a los funcionarios de servicio. Es la última denuncia del sindicato ACAIP, que a la vez ha advertido de que no participará un año más en los actos festivos del Día de la Merced, el próximo lunes 24, para denunciar el progresivo deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores del centro penitenciario de La Moraleja, en Dueñas.

El sindicato ha afirmado que el panorama en este centro es cada vez «más desolador» debido a «la nefasta política» de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias en materia laboral y «la incapacidad» de la Dirección del Centro para aportar soluciones.

El sindicato ha destacado que la plantilla sigue mermando día a día, sobre todo en el área de vigilancia, en la que faltan más de 50 efectivos, y en el Área Sanitaria, donde la falta de facultativos hace que ya no se disponga de médico de guardia presencial en el centro penitenciario 24 horas al día.

Además, ha reiterado que se producen habitualmente incidentes graves como agresiones a trabajadores, peleas entre internos o alteraciones graves del orden, ya que hay un gran número de internos con trastornos siquiátricos o politoxicómanos.

El sindicato ha insistido en que este tipo de incidentes se deben al perfil «muy conflictivo» de los internos y ha recordado que solo en 2018 han causado baja médica por diferentes incidentes con internos cinco funcionarios del Servicio de Vigilancia y que al menos otros once resultaron con diferentes lesiones.

Por todo ello señalan que «no es momento de celebraciones» y sí de reivindicaciones y han reiterado las medidas que vienen demandando desde hace tiempo, como el reconocimiento de autoridad pública, la modificación del protocolo de agresiones y una solución al problema de los enfermos psiquiátricos.

Además, insisten en la necesidad de que se produzca un incremento del personal y un rejuvenecimiento de las plantillas, a través de la convocatoria urgente de una oferta de empleo público, y un concurso de traslados anual que cubra todas las vacantes.

Temas

Dueñas